Rusia pide a Irán soluciones diplomáticas a los conflictos en el Golfo Pérsico

Moscú, 2 nov (EFE).- El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, instó hoy a su homólogo iraní, Hossein Amir Abdollahian, a buscar soluciones políticas y diplomáticas a los conflictos en el Golfo Pérsico que contemplen los intereses de los países de la región.

Los jefes de la diplomacia rusa e iraní sostuvieron una conversación telefónica este miércoles en la que "se confirmó la comunión de las posiciones de Moscú y Teherán en favor de superar todas las contradicciones existentes por medios políticos y diplomáticos", informó Exteriores ruso en un comunicado.

Según Moscú, estas soluciones deben tomar "en consideración los intereses de los Estados del Oriente Medio".

Lavrov y Abdollahian "también abordaron el desarrollo de la situación en el Cáucaso sur y otros temas de interés mutuo".

Las partes, indicó el Ministerio de Exteriores, destacaron "el carácter nocivo de las campañas difundidas por los medios de prensa occidentales, que en el contexto de la compleja situación internacional" que "puede conducir a una peligrosa escalada de las tensiones en esta región del mundo de importancia estratégica".

Las tensiones en Irán no ceden desde la muerte, el pasado 16 de septiembre, de la joven Mahsa Amini tras ser detenida tres días antes por la Policía de la moral por llevar mal puesto el velo islámico.

Las protestas, que ya cumplen siete semanas, han sido fuertemente reprimidas por los basiji -milicia de voluntarios fiel a la República Islámica- con el uso de gases lacrimógenos y palizas.

Al menos 108 personas han muerto y 12.500 han sido detenidas en las protestas, según la ONG Iran Human Rights, con sede en Oslo.

Además, la Justicia iraní ha presentado cargos contra 1.019 personas en ocho de las 31 provincias del país por su participación en las protestas.

En ese contexto, los servicios de inteligencia saudíes y estadounidenses han desvelado presuntos planes de Teherán de atacar Arabia Saudí con el fin de desviar la atención de las protestas, según Wall Street Journal.

(c) Agencia EFE