Rusia dice que marina británica voló gasoductos de Nord Stream y Londres lo niega

FOTO DE ARCHIVO. Una fuga de gas de Nord Stream 1 en la zona económica sueca en el mar Báltico en esta imagen tomada desde el avión de la Guardia Costera de Suecia

Por Guy Faulconbridge y Sachin Ravikumar

MOSCÚ, 29 oct (Reuters) -El Ministerio de Defensa de Rusia afirmó el sábado que personal de la marina británica atentó los gasoductos Nord Stream el mes pasado, una acusación que Londres calificó de falsa y que, dijo, busca desviar la atención de los fracasos militares rusos en Ucrania.

El Ministerio de Defensa ruso no aportó pruebas de que uno de los países líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) haya saboteado infraestructura crítica, en el momento de mayor tensión entre Occidente y Rusia desde la Guerra Fría.

El ministerio ruso acusó a "especialistas británicos" de la misma unidad dirigieron ataques con drones ucranianos contra barcos de la flota rusa del mar Negro en Crimea a primera hora del sábado que, según dijo, fueron ampliamente repelidos por las fuerzas rusas, con daños menores en un dragaminas.

"Según la información disponible, representantes de esta unidad de la Armada británica participaron en la planificación, provisión y ejecución de un ataque terrorista en el mar Báltico el 26 de septiembre de este año, volando los gasoductos Nord Stream 1 y Nord Stream 2", dijo el ministerio.

Reino Unido negó las acusaciones.

"Para desviar la atención de su desastrosa gestión de la invasión ilegal de Ucrania, el Ministerio de Defensa ruso recurre a la promoción de afirmaciones falsas de escala épica", afirmó.

"Esta historia inventada, dice más sobre las discusiones al interior del Gobierno ruso que sobre Occidente".

Rusia ha culpado previamente a Occidente de las explosiones que el mes pasado rompieron los gasoductos Nord Stream 1 y Nord Stream 2, construidos por Rusia, en el lecho del mar Báltico.

Sin embargo, Rusia nunca había dado detalles específicos sobre a quién consideraba responsable de los daños en los gasoductos, que antes eran las mayores rutas de suministro de energía rusa a Europa.

El 26 de septiembre hubo una brusca baja de presión en ambos ductos y los sismólogos detectaron explosiones, lo que desencadenó una ola de especulaciones sobre un sabotaje a uno de los corredores energéticos más importantes de Rusia.

Reuters no ha podido verificar ninguna de las afirmaciones contradictorias sobre quién fue el culpable de los daños.

Tanto Suecia como Dinamarca han llegado a la conclusión de que cuatro fugas en Nord Stream 1 y 2 fueron causadas por explosiones, pero no han dicho quién podría ser el responsable.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha calificado los daños como un acto de sabotaje.

Suecia ha ordenado que se investiguen más los daños causados a los oleoductos, dijo el viernes el fiscal encargado del caso en un comunicado.

El Kremlin ha dicho en repetidas ocasiones que las acusaciones contra Rusia por los daños eran "estúpidas" y los funcionarios rusos han dicho que Washington tenía un motivo, ya que quiere vender más gas natural licuado (GNL) a Europa.

Estados Unidos ha negado su implicación.

(Reporte de ReutersEditado en español por Javier López de Lérida)