Rusia manda mercenarios a la línea del frente mientras las pérdidas de infantería aumentan

·4  min de lectura
Un camión blindado de las tropas prorrusas estacionado cerca del edificio del antiguo consejo regional de Ucrania en la ciudad de Jersón

Por Natalia Zinets

KIEV, 29 jul (Reuters) - Rusia ha encargado a mercenarios que mantengan secciones de la línea del frente en Ucrania en una señal de que se está quedando sin infantería de combate, dijo el viernes el Ministerio de Defensa británico, mientras Kiev intensifica una contraofensiva en el sur.

La mayor dependencia de combatientes pagados por la empresa militar privada rusa Wagner Group para las tareas de primera línea en lugar de su trabajo habitual en operaciones especiales sería otra señal de que el ejército de Rusia está bajo estrés seis meses en su guerra en Ucrania.

No obstante, el Ministerio de Defensa británico dijo en una actualización de inteligencia que era poco probable que los mercenarios de Wagner compensaran la pérdida de unidades regulares de infantería o alteraran la trayectoria de la invasión rusa.

"Este es un cambio significativo con respecto al empleo anterior del grupo desde 2015, cuando normalmente emprendía misiones distintas de la actividad militar regular abierta y a gran escala de Rusia", dijo el ministerio en Twitter.

Wagner y el Kremlin no estuvieron inmediatamente disponibles para hacer comentarios fuera del horario de trabajo habitual.

Portavoces en Kiev dijeron el miércoles que habían observado un "redespliegue masivo" de las fuerzas rusas hacia el sur, donde la inteligencia británica creen que el 49º Ejército de Rusia, estacionado en la orilla occidental del río Dniéper, es vulnerable.

La ciudad sureña de Jersón, clave para las líneas de suministro por tierra de Rusia desde la Crimea anexionada, estaba ahora prácticamente aislada de los demás territorios ocupados por Rusia, dijo el jueves la inteligencia británica.

La región de Jersón cayó en manos de las fuerzas rusas poco después de que comenzaran lo que Moscú llama "una operación militar especial" el 24 de febrero. Ucrania describe la invasión rusa como una guerra de conquista al estilo imperial.

El ejército ucraniano ha utilizado sistemas de misiles de largo alcance suministrados por Occidente para dañar gravemente tres puentes que cruzan el Dnipro en las últimas semanas, lo que dificulta a Rusia el abastecimiento de sus fuerzas en la orilla occidental.

Ucrania dijo que sus aviones atacaron el jueves cinco bastiones rusos en torno a Jersón y otra ciudad cercana, el foco de su mayor contraofensiva del conflicto.

Rusia bombardeó las afueras de Kiev por primera vez en semanas el jueves. Quince personas resultaron heridas cuando los misiles alcanzaron instalaciones militares en el distrito de Vyshhorod, en las afueras de la capital, dijo el gobernador regional Oleksiy Kuleba en Telegram.

Las sirenas antiaéreas sonaron mientras el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, se dirigía al Parlamento junto con el presidente lituano, Gitanas Nauseda, que estaba de visita.

El ataque rompió la sensación de normalidad que ha vuelto a la vida en Kiev desde que las fuerzas rusas abandonaron los intentos de capturar la ciudad en las primeras semanas de la guerra, ante la feroz resistencia ucraniana.

Más de 10 misiles rusos alcanzaron también la región de Chérnigov, al noreste de Kiev, según declaró el jueves el gobernador regional, Viacheslav Chausov, a la televisión ucraniana. Al igual que Kiev, Chérnigov no había sido blanco de ataques desde hacía semanas.

El mando del distrito Norte de las fuerzas armadas ucranianas dijo que se habían disparado más de 20 misiles contra la región de Chérnigov, fronteriza con Rusia, desde una base en Bielorrusia, aliada de Rusia.

Reuters no pudo verificar estas informaciones del campo de batalla.

FRENTE ORIENTAL

Los contraataques de Ucrania en el sur se producen mientras Rusia sigue luchando por el control de la totalidad de la región industrializada del Dombás, en el este, que comprende las provincias de Donetsk y Luhansk.

Las fuerzas rusas bombardearon el jueves cuatro veces la ciudad de Bajmut, citada por Rusia como objetivo principal en su avance por Donetsk, según dijo en Telegram el gobernador regional de Donetsk, Pavlo Kyrylenko. Al menos tres personas murieron y otras tres resultaron heridas, dijo.

Mientras los combates hacen estragos, los esfuerzos internacionales continuaron para tratar de reabrir los puertos ucranianos y permitir las exportaciones de grano y otros productos básicos.

Permitir el paso seguro de los envíos de grano desde Ucrania debería aliviar la escasez que ha dejado a decenas de millones de personas en todo el mundo enfrentándose al aumento de los precios de los alimentos y al hambre.

Rusia y Ucrania llegaron a un acuerdo la semana pasada para desbloquear las exportaciones de grano desde los puertos del mar Negro, pero el jefe de ayuda de la ONU, Martin Griffiths, dijo que todavía se estaban resolviendo detalles "cruciales" para el paso seguro de los barcos.

Griffiths se mostró esperanzado en que el primer envío de grano desde un puerto ucraniano del mar Negro pueda realizarse ya el viernes.

(Información de las oficinas de Reuters; redacción de Stephen Coates; edición de Lincoln Feast, traducido por José Muñoz en la redacción de Gdańsk)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.