Rusia libera a exalcalde pero aún enfrenta cargos

·2  min de lectura

Una corte rusa ordenó el jueves la liberación de un exalcalde de la cuarta ciudad más grande del país en espera de una investigación y juicio por los cargos que enfrenta por criticar la operación militar de Rusia en Ucrania.

A Yevgeny Roizman, que fungió como alcalde de Ekaterimburgo de 2013 a 2018, se le permitió salir en libertad pero se le prohibió asistir a eventos públicos, usar internet, teléfono o correo y comunicarse con cualquier otra persona que no sean sus abogados y parientes cercanos.

La policía arrestó a Roizman el miércoles. Dijo a los periodistas que el caso en su contra se inició bajo una nueva ley adoptada después que Rusia enviara tropas a Ucrania el 24 de febrero. Roizman, de 59 años, enfrenta hasta tres años de prisión si es declarado culpable.

Las cortes rusas multaron a Roizman tres veces a principios de este año por cargos similares, allanando el camino para un caso penal que la ley autoriza para los reincidentes.

Roizman, un abierto crítico del Kremlin, es una de las figuras de oposición más visibles y carismáticas de Rusia. Durante su mandato como alcalde, disfrutó de una gran popularidad en Ekaterimburgo, una ciudad de 1,5 millones de habitantes en los Montes Urales.

Su arresto desató protestas en su apoyo, y un manifestante fue detenido y condenado a 15 días de prisión.

Roizman dijo que los cargos penales en su contra se deben a que catalogó las acciones del Kremlin en Ucrania como una “invasión”. El Kremlin lo describe como una “operación militar especial”.

Días después que el presidente ruso Vladimir Putin envió tropas a Ucrania el 24 de febrero, el Parlamento ruso, controlado por el Kremlin, aprobó una ley que prohíbe el menosprecio del ejército ruso o la difusión de “información falsa” sobre la operación militar del país en Ucrania.

Los tribunales rusos imponen cada vez más multas y, ocasionalmente, penas de prisión a los críticos de las acciones de Moscú en Ucrania.