Rusia levanta la prohibición de uso de Telegram

CIUDAD DE MÉXICO, junio 19 (EL UNIVERSAL).- Las aplicaciones de mensajería se han tenido que enfrentar una complicada decisión, dejar sin cifrado los mensajes de los usuarios para cooperar con las autoridades en el caso de que detecten un mal uso de la plataforma, como Zoom; o dar protección total a los usuarios, como Telegram que, por esa razón fue prohibida en Rusia.

Por dos años Telegram estuvo bloqueada, pero el plazo de prohibición acaba de terminar de acuerdo con información de Reuters.

El servicio había sido bloqueado desde abril de 2018 debido a la negativa de la compañía a compartir sus claves de cifrado con los servicios secretos de Moscú, pese a que su cooperación era obligada de acuerdo a las leyes antiterroristas de Rusia.

Cabe decir que a pesar del bloqueo el servicio había permanecido ampliamente disponible y siguió siendo popular entre los usuarios, una de las razones por las que el gobierno decidió terminar la prohibición.

La disputa de Telegram con Moscú puso en la mesa el debate sobre el equilibrio entre privacidad y seguridad. Moscú afirmó que los chats cifrados de la aplicación estaban siendo utilizados por los terroristas, y bloqueó millones de direcciones IP en un intento por restringir el acceso al servicio. Sin embargo, sus esfuerzos fueron en gran medida inútiles. En el transcurso de la prohibición, Telegram realmente aumentó su base de usuarios de 10 a 30 millones.

Incluso, según se dio a conocer, algunos funcionarios de gobierno, incluido el portavoz del presidente ruso, Vladimir Putin, siguieron utilizando la aplicación.

Las autoridades rusas argumentaron que la razón por la cual levantaron en el veto a Telegram porque la compañía había mostrado voluntad de abordar el terrorismo y el extremismo en la plataforma.

Y es que, a principios de este mes, el fundador de Telegram, Pavel Durov, dijo que su compañía había desarrollado tecnología capaz de "capturar y eliminar contenido extremista y terrorista", e instó a las autoridades a desbloquear el servicio.

Una semana más tarde, los legisladores introdujeron un proyecto de ley para desbloquear el servicio, lo que llevó a levantar la prohibición.