Rusia considera "inamistosa" e "infundada" expulsión de sus diplomáticos

Agencia EFE
·2  min de lectura

Moscú, 8 ene (EFE).- Rusia consideró hoy "inamistosa" e "infundada" la expulsión de tres de sus diplomáticos por parte Alemania, Polonia y Suecia en respuesta a una medida semejante adoptada la pasada semana por Moscú.

"Las decisiones hoy de Polonia, Alemania y Suecia son infundadas e inamistosas", dijo María Zajárova, portavoz de Exteriores, a la televisión pública.

Zajárova denunció que dichas acciones son parte de una campaña de Occidente, que Rusia considera "una injerencia en sus asuntos internos".

La diplomática rusa ya había defendido el domingo la decisión de expulsar a tres diplomáticos europeos por presuntamente participar en protestas no autorizadas en favor del líder opositor, Alexéi Navalni, condenado hace una semana a una pena de cárcel.

"Lamentablemente, nos vimos forzados a tomar medidas (...), participaron en actos que no estaban autorizados, es decir, en acciones ilegales", dijo.

Los Ministerios de Exteriores alemán, polaco y sueco declararon hoy persona non grata a un diplomático ruso por cada país en respuesta a la decisión anunciada por Moscú el pasado día 5, en coincidencia con la visita a Rusia del alto representante para Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell.

Borrell se enteró de la noticia durante el almuerzo con su colega ruso, Serguéi Lavrov, al que pidió inmediatamente explicaciones y expresó su malestar.

Seguidamente, fue la canciller alemana, Angela Merkel, quien calificó de "injustificada" la declaración de persona non grata, a lo que su ministro de Exteriores, Heiko Maas, agregó que dicha medida "enturbia las relaciones de Rusia con Europa".

Zajárova también criticó hoy la conferencia telemática con opositores rusos celebrada en la sede de la UE en Polonia, que consideró parte de una "ofensiva ilegal y agresiva" contra Rusia.

Se trata de varios aliados de Navalni, incluido Vladímir Ashurkov, al que la diplomática acusó de cooperación con los servicios secretos británicos.

Más de 11.000 personas, según fuentes independientes, han sido detenidos en las protestas antigubernamentales de las últimas semanas en las principales ciudades rusas.

Los defensores de los derechos humanos han denunciado numerosos casos de uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad rusas, a lo que hay que sumar las críticas a las condiciones de reclusión de los detenidos, muchos de ellos jóvenes.

Navalni ha decidido cesar por el momento las protestas antigubernamentales, que se reanudarán en primavera, según informaron sus aliados, decisión que ha recibido no pocas críticas en las redes sociales.

(c) Agencia EFE