Rusia dice que frustró un ataque con drones contra el puente de Crimea

Un sistema ucraniano de artillería autopropulsada dispara hacia posiciones rusas en la línea del frente, cerca de Bájmut, en la provincia de Donetsk, Ucrania, el 1 de septiembre de 2023. (AP Foto/Libkos)

KIEV, Ucrania (AP) — Las fuerzas rusas destruyeron tres drones navales utilizados para atacar un puente que une Rusia con la anexionada península de Crimea, lo que obligó a cerrar temporalmente la infraestructura por tercera vez en menos de año, dijo el Ministerio de Defensa el sábado.

Uno de los drones fue destruido el viernes en la noche y los otros dos a primera hora de la mañana sel sábado, según el ministerio. Las autoridades ucranianas no realizaron comentarios de inmediato.

El puente Kerch, una ruta de suministro esencial para las fuerzas del Kremlin en la guerra con Ucrania, ha sido ataco repetidamente desde que Rusia inició la invasión de su país vecino.

En octubre, una explosión que según las autoridades rusas estuvo causada por un camión bomba, dejó tres fallecidos. Otro ataque en julio mató a una pareja y causó heridas graves a su hija, además de dejar un tramo de la calzada peligrosamente colgado de la estructura.

El puente que conecta Crimea con Rusia tiene gran importancia para Moscú, tanto logística como psicológica, ya que es una arteria clave para la llegada de suministros militares y civiles, además de una afirmación del control del Kremlin sobre la península que se anexionó en 2014.

El sábado por la tarde, un civil falleció y otros dos resultaron heridos durante un bombardeo sobre la región rusa de Belgorod, en la frontera con Ucrania, dijo su gobernador, Vyacheslav Gladkov. Dos aviones no tripulados ucranianos atacaron el distrito de Valuysky de la provincia y causaron daños menores en una vivienda y un auto, mientras que otro dron fue interceptado por las defensas aéreas en el distrito de Grayvoronsky.

Una mujer resultó herida el sábado en la mañana durante un bombardeo sobre una localidad de la región de Kursk, también limítrofe con Ucrania, explicó su gobernador, Roman Starovoit, quien culpó a Kiev de la ofensiva.

Las autoridades ucranianas, que suelen evitar realizar comentarios acerca de los ataques en suelo ruso, tampoco se pronunciaron acerca de los ataques. Los ataques con aviones no tripulados y los bombardeos en las regiones fronterizas rusas son cada vez más habituales.

Por otra parte, cuatro personas sufrieron heridas en un bombardeo ucraniano sobre la ciudad oriental de Donetsk, reportó el alcalde designado por Moscú, Aleksei Kulemzin, el sábado. Donetsk es la capital de la provincia oriental homónima, una de las cuatro regiones anexionadas ilegalmente por el Kremlin en septiembre. La ciudad quedó en manos de los separatistas prorrusos en 2014.

El ejército ucraniano explicó en su parte del sábado que en las últimas 24 horas Rusia lanzó cuatro ataques con misiles y 39 ataques aéreos, además de 42 ataques desde lanzacohetes múltiples.

Una persona murió y dos resultaron heridas el sábado durante ataques de artillería en la región de Jersón, en el sur de Ucrania, dijo el gobernador Oleh Prokudin. Más al norte, un investigador policial de 32 años murió y otras dos personas sufrieron heridas al caer obuses en la población de Seredyna-Buda en el noreste.

Cuatro personas resultaron heridas en ataques de artillería y drones en el distrito Nikopol de la región de Dnipropetrovsk, según el gobernador Serhii Lysak.

Un misil alcanzó la planta baja de un edificio residencial en Kramatorsk, pero sin causar víctimas, dijo el gobernador de Donetsk, Pavlo Kyrylenko.

El alcalde de Krivói Rog, Oleksandr Vilkul, dijo que las defensas antiaéreas de la ciudad donde nació el presidente, Volodymyr Zelenskyy, habrían frustrado un ataque, pero no ofreció más detalles.

Funcionarios militares británicos dijeron el sábado que Rusia corre el riesgo de dividir sus fuerzas en un intento por impedir el avance de las tropas de Kiev en el sur de Ucrania. De acuerdo con la inteligencia británica, las fuerzas ucranianas han continuado con su ofensiva en el eje de Orikhiv, en el sur del país, donde algunas de sus unidades alcanzaron la primera línea defensiva rusa.

La viceministra ucraniana de Defensa, Hanna Maliar, afirmó el viernes que sus tropas estaban avanzando en la región de Zaporiyia.

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, recibirá al líder turco, Recep Tayyip Erdogan, para conversaciones la próxima semana, anunció el Kremlin el viernes, poco más de seis semanas después de que Moscú se retiró de un acuerdo mediado por Ankara y Naciones Unidas que permitía que el grano ucraniano llegase a los mercados internacionales a pesar de la guerra que dura ya 18 meses.