Rusia difunde un intimidante video mientras los ucranianos festejan por la liberación de una ciudad

·2  min de lectura
Uno de los cañones enviados por Rusia a Kharkiv
Uno de los cañones enviados por Rusia a Kharkiv

Para repeler la contraofensiva ucraniana, el ejército ruso desplegó vehículos blindados y cañones de refuerzo en la disputada región de Kharkiv, centro de intensos combates, según indicaron medios rusos.

Los trascendidos, que todavía no fueron ratificados de manera oficial por el ministerio de Defensa ruso, se conocen luego de que Ucrania anunciara la reconquista de varias localidades de una zona fronteriza con Rusia; en tanto que Zvezda, el canal del ejército ruso, transmitió un video intimidante en el que se observa un extenso convoy que se moviliza hacia el territorio ucraniano.

Un responsable de la administración de ocupación en la región, Vitali Ganchev, afirmó en la televisión rusa que “combates encarnizados” tenían lugar en torno a la ciudad de Balaklia, que Ucrania afirma haber recuperado. “Fueron enviados refuerzos desde Rusia hacia allá”, aseguró.

Contraofensiva ucraniana

Las fuerzas ucranianas se abrieron paso el viernes a través de una zona anteriormente bajo control ruso en el este del país, tras romper la línea del frente en un avance sorpresa que podría marcar un importante punto de inflexión en la guerra.

Después de guardar silencio durante un día, Moscú reconoció que una sección de su línea del frente se derrumbó al sudeste de la segunda ciudad más grande de Ucrania, Kharkiv.

”El mero hecho de que nuestras defensas se hayan roto ya es una victoria sustancial para las fuerzas armadas ucranianas”, señaló Ganche en la televisión estatal rusa.

Ganchev afirmó más tarde que su administración estaba tratando de evacuar a los civiles de ciudades como Izium, el principal bastión y base logística de Rusia en la provincia, cerca del frente en el este.

En tanto, las autoridades ucranianas publicaron videos en los que se ve a los soldados izando banderas y posando delante de los carteles de las calles en pueblos y ciudades de una franja de territorio antes en manos de Rusia.

Una de las imágenes mostraba a las tropas levantando una bandera ucraniana en una señal de bienvenida a la autopista de Kupiansk, que antes estaba a más de 50 kilómetros dentro de la línea del frente rusa.

La ciudad es un objetivo estratégico vital por ser el cruce de varias de las principales líneas ferroviarias que abastecen a las tropas rusas en el frente.

Por su parte, Zelensky dijo que las tropas “liberaron docenas de asentamientos” y recuperaron más de 1.000 kilómetros cuadrados en la región oriental de Kharkiv y la sureña de Jersón.

Agencia Reuters y AFP