La OTAN mantiene la oferta de hablar con Rusia pero actúa por "actividad maliciosa"

·4  min de lectura

Bruselas, 7 oct (EFE).- La OTAN volvió a tender la mano del diálogo este jueves a Rusia tras expulsar a ocho de sus diplomáticos que considera agentes de inteligencia no declarados y dejar claro que actuará contra las “actividades maliciosas” rusas.

“Esta decisión no está vinculada a ningún acontecimiento en particular, pero hemos visto desde hace algún tiempo un incremento de las actividades malignas de Rusia”, indicó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa tras una reunión del Consejo del Atlántico Norte, el máximo órgano de toma de decisiones de la Alianza.

El miércoles, la Alianza anunció la retirada de la acreditación a ocho miembros de la misión rusa ante la OTAN que “eran agentes de inteligencia no declarados”, según dijo Stoltenberg.

El político noruego dejó claro: “En la Alianza tenemos que ser vigilantes y actuar cuando vemos que miembros de la delegación rusa ante la OTAN llevan a cabo actividades que no están en línea con su acreditación”.

Por su parte, Rusia afirmó este jueves que esa decisión de la OTAN arruina toda posibilidad para la normalización de las relaciones entre las dos partes.

”Estas acciones no nos permiten hacernos ilusiones acerca de la posibilidad de normalizar las relaciones y retomar el diálogo con la OTAN. Más bien, las socavan casi por completo", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa telefónica diaria.

Según Peskov, las declaraciones de la OTAN sobre Rusia son "contradictorias", porque por una parte hablan del deseo de normalizar relaciones y por otra, toman acciones que impiden avanzar en esa dirección.

En cualquier caso, Stoltenberg insistió hoy en que la Alianza mantiene su invitación para celebrar una nueva reunión del Consejo OTAN-Rusia, el principal foro de diálogo entre ellos, pese la negativa de ese país, según el secretario general aliado.

“Nuestra posición hacia Rusia es consistente y clara: nos basamos en nuestra doble vía de disuasión y defensa y diálogo”, indicó Stoltenberg.

“Estamos listos para reunirnos, porque creemos que sentarnos a hablar siempre es importante, pero especialmente cuando los tiempos son difíciles y las tensiones están altas”, asegurço, aunque tampoco logró desbloquear la convocatoria de una nueva reunión en una conversación con el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, en los márgenes de la Asamblea General de la ONU en septiembre.

MAYOR COOPERACIÓN TRANSATLÁNTICA

Stoltenberg destacó que la reunión de hoy del Consejo del Atlántico Norte, en la que participaron los asesores de seguridad de los Estados de la Alianza, sirvió para hacer balance de los progresos en áreas clave en la adaptación militar y política de la organización de cara a la próxima cumbre de la OTAN, que tendrá lugar en Madrid en junio del año que viene.

El secretario general, que acaba de regresar de una visita oficial de varios días a Washington, dejó claro que el compromiso de Estados Unidos con la OTAN es “sólido como una roca” y que eso incluye “reforzar nuestra disuasión y defensa”.

Igualmente, señaló como objetivo “trabajar más estrechamente con socios de mentalidad parecida en el mundo, incluyendo en la región de Asia-Pacífico”.

Al inicio de la reunión de hoy, alertó de la cada vez mayor “asertividad” de China como de la “agresividad” de Rusia.

Sobre el acuerdo de defensa Aukus entre EEUU, el Reino Unido y Australia, que implicó la cancelación de un contrato multimillonario por parte de Canberra para que Francia le suministrase submarinos, dijo que “no va dirigido contra Europa o la OTAN”.

“Y hay amplio acuerdo sobre que no deberíamos permitir que este asunto cause grietas en la alianza transatlántica (…). En un momento de mayor competencia global, Europa y América del Norte deben seguir manteniéndose firmes juntas en la OTAN”, apostilló.

Stoltenberg también se refirió a que continúan trabajando en un nuevo concepto estratégico para la Alianza que esperan adoptar en la cumbre de Madrid, y a la importancia de “gastar más en defensa e invertir en las capacidades” necesarias para la defensa compartida.

La cooperación con la Unión Europea fue otro de los puntos que abordaron, y Stoltenberg confió en que en diciembre la OTAN pueda firmar una nueva declaración conjunta que culminará varios años de acercamiento y cooperación entre las dos instituciones.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.