Rusia corta los suministros de gas a dos países europeos y la UE amenaza con una respuesta inmediata

·4  min de lectura
Una sede de Gazprom en Alemania
Patrick Seeger

MOSCÚ.- El gobierno de Rusia abrió un nuevo frente en la guerra por Ucrania que involucra a otros países europeos: decidió cortar el gas a dos miembros de la Unión Europea (UE), Polonia y Bulgaria, dos países que defienden con firmeza a Kiev, tras haberse negado a pagar por el suministro en rublos. Este revés del Kremlin marca “el fin de la era de los combustibles fósiles rusos en Europea”, según la Comisión Europea.

La escalada en el conflicto llegó en un comunicado de la gigante empresa Gazprom, controlada por el gobierno ruso, que expresó que había cortado las entregas de gas natural a Polonia y Bulgaria por no cumplir con los reclamos del presidente ruso, Vladimir Putin, de realizar sus pagos en moneda local. La compañía aseguró que no había recibido ningún pago por parte de estas naciones europeas desde principios de mes.

El logotipo del proveedor ruso de energía "Gazprom" se puede ver en una cuenca de agua en el Europa-Park.
Patrick Seeger


El logotipo del proveedor ruso de energía "Gazprom" se puede ver en una cuenca de agua en el Europa-Park. (Patrick Seeger/)

Este siniestro giro generó un efecto inmediato ya que disparó los precios del gas en Europa hasta un 24% y despertó duras críticas por parte de los líderes europeos.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, advirtió que ceder al “chantaje” ruso, de pagar por su gas natural en rublos, como exige Moscú, es una violación de las sanciones adoptadas por el bloque europeo a Rusia por su invasión a Ucrania.

“Si esto no está previsto en contrato, pagar en rublos es un incumplimiento de nuestras sanciones”, dijo Von der Leyen en Bruselas, y añadió que por esa razón la decisión de pagar en moneda rusa representa “un alto riesgo para las empresas”.

La medida del Kremlin implica una violación de los contratos europeos dado que un 97% de los contratos de suministros de gas de las empresas estipulan “explícitamente” el pago de gas en euros o en dólares, profundizó la jefa del Ejecutivo comunitario, por lo que el bloque trabajará “intensamente” en el próximo paquete de medidas coercitivas para responder a este ataque del Kremlin.

Esta respuesta será “inmediata, unida y coordinada”, como han sido hasta ahora las sanciones impuestas a Rusia por parte de la UE, remarcó Von der Leyen, quien agregó que los ministros de Energía de la UE se reunirán de manera extraordinaria “tan pronto como sea posible” para abordar la situación.

Países afectados

Por su parte, el primer ministro búlgaro, Kiril Petkov, denunció un “chantaje inaceptable”, después de que Gazprom suspendiera sus suministros de gas a ese país. La interrupción “constituye una grave violación del contrato”, declaró Petkov ante la prensa. “No cederemos a un chantaje así”, recalcó.

El país recibe en torno al 90% de su gas de Rusia y las autoridades dijeron que trabajaban para encontrar otras fuentes, como Azerbaiyán. El ministro de Energía de Bulgaria, Alexander Nikolov, dijo que el país podía cubrir la demanda de gas de los usuarios durante al menos un mes.

Hay alternativas de suministro disponibles y Bulgaria espera que las rutas y suministros alternativos se aseguren también a nivel de la UE”, apuntó Nikolov refiriéndose a una reunión de expertos comunitarios prevista para más tarde el miércoles en la que se planearán los próximos pasos.

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, dijo en una intervención en el parlamento nacional este miércoles que cree que la medida es una venganza por las nuevas sanciones impuestas por Varsovia a Moscú por la guerra en Ucrania.

Morawiecki prometió que Polonia no se amedrentaría por el corte de gas y añadió que tenía el suministro asegurado tras año de esfuerzo para conseguir gas de otros países. Los legisladores se pusieron en pie y aplaudieron cuando dijo que “el chantaje del gas” ruso no tendría efecto sobre la nación.

Una foto tomada el 27 de abril de 2022 muestra el logotipo de la compañía de gas polaca controlada por el Estado, PGNiG, en la sede de la empresa en Varsovia.
JANEK SKARZYNSKI


Una foto tomada el 27 de abril de 2022 muestra el logotipo de la compañía de gas polaca controlada por el Estado, PGNiG, en la sede de la empresa en Varsovia. (JANEK SKARZYNSKI/)

Polonia, un rival histórico de Rusia, ha sido un importante lugar de paso para armas enviadas a Ucrania, y esta semana confirmó que enviaría tanques al país, que dijo estar bien preparado para el corte de suministro. Varsovia tiene amplias reservas de gas natural y pronto se beneficiará de la entrada en funcionamiento de dos gasoductos, indicó Emily McClain, de Rystad Energy.

El anuncio de Rusia llega un día después de que el jefe de Defensa de Estados Unidos haya instado ayer a los aliados de Ucrania a “moverse al ritmo de la guerra” y llevar más armas pesadas a Kiev.

Agencias AFP, AP y DPA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.