Corte rusa condena a estadounidense a 16 años por espionaje

VLADIMIR ISACHENKOV
ARCHIVO - En esta imagen de archivo del 23 de agosto de 2019, Paul Whelan, un exmarine estadounidense que fue detenido por supuesto espionaje en Moscú el 28 de diciembre de 2018. (AP Foto/Alexander Zemlianichenko, Archivo)

MOSCÚ (AP) — Un tribunal ruso condenó el lunes a un ejecutivo estadounidense de seguridad corporativa a 16 años de prisión por espionaje, después de un juicio cerrado que el gobierno de Estados Unidos denunció como una “burla de la justicia”, y dijo furioso que la forma en que ha sido tratado en la cárcel es “horroroso”.

Paul Whelan, un ex infante de Marina, ha insistido en su inocencia, diciendo que fue víctima de un montaje cuando fue arrestado en Moscú en diciembre de 2018 mientras visitaba Rusia para asistir a la boda de un amigo.

“Tenemos preocupaciones serias de que el sr. Whelan se haya visto privado de las garantías de un juicio justo que Rusia debe proporcionarle de conformidad con sus obligaciones internacionales con los derechos humanos”, dijo en un comunicado el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

Whelan, de 50 años, quien también posee la ciudadanía británica, irlandesa y canadiense, se ha quejado públicamente de las malas condiciones de prisión y ha dicho que su vida corre peligro. Hace dos semanas, Whelan se sometió a una operación de hernia, que su hermano gemelo, David, describió como “cirugía de emergencia... algo que nunca es una buena señal”.

Dijo que a su hermano le habían permitido una llamada telefónica en 18 meses y que le expresó su preocupación de contagiarse de coronavirus en la prisión de Lefortovo de Moscú, donde está recluido.

Pompeo dijo que Estados Unidos estaba “indignado” por el veredicto y afirmó que el tratamiento de Paul Whelan “ha sido terrible”. Agregó que las autoridades ignoraron su condición médica y que lo mantuvieron aislado de familiares y amigos.

Consideró que los procedimientos constituyeron “un juicio secreto, con evidencia secreta y sin los permisos apropiados para los testigos de la defensa”. El tribunal de la ciudad de Moscú, donde tuvo lugar el juicio, dijo que se llevó a cabo a puerta cerrada porque las autoridades lo consideraron necesario por considerar la información confidencial.

David Whelan, hermano del reo, describió el caso como político y expresó la esperanza de que el gobierno de Estados Unidos lo ayude a obtener su libertad.

“La Federación Rusa no hablaría sobre la liberación de Paul hasta que fuera condenado”, dijo a The Associated Press. “Y así, ahora que eso ha sucedido, esperamos que el gobierno de Estados Unidos hable con el gobierno ruso. Tendremos que seguir tratándolo como un caso político, como lo que es, y buscar una solución política para su libertad ”.