Rusia y Bielorrusia inician maniobras militares conjuntas, Kiev teme una nueva ofensiva en Ucrania

Por Herbert Villarraga y Nick Starkov

DNIPRÓ/KIEV, Ucrania, 16 ene (Reuters) - Rusia y Bielorrusia iniciaron el lunes maniobras militares conjuntas, que han generado el temor en Kiev y Occidente de que Moscú pueda utilizar a su aliado para lanzar una nueva ofensiva terrestre en Ucrania.

Rusia utilizó a su vecina Bielorrusia como trampolín para su invasión de Ucrania el pasado febrero.

Los dos aliados realizarán ejercicios aéreos del 16 de enero al 1 de febrero utilizando todos los aeródromos militares bielorrusos y comenzaron el lunes ejercicios conjuntos del ejército en los que participará una "subdivisión de brigada mecanizada", informó el Ministerio bielorruso de Defensa.

Minsk afirma que los ejercicios aéreos son defensivos y que no entrará en guerra.

"Estamos manteniendo la moderación y la paciencia, manteniendo seca nuestra pólvora", dijo Pavel Muraveiko, primer vicesecretario de Estado del Consejo de Seguridad bielorruso, según un mensaje publicado el domingo en la aplicación Telegram del Ministerio de Defensa bielorruso.

Muraveiko dijo que la situación en la frontera sur del país con Ucrania "no es muy tranquila" y que Ucrania ha estado "provocando" a Bielorrusia.

"Estamos preparados para cualquier acción provocadora por parte de Ucrania", afirmó.

Moscú niega que haya estado presionando al presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, para que adopte un papel más activo en el conflicto de Ucrania.

Ucrania ha advertido continuamente de posibles ataques desde Bielorrusia y el presidente Volodímir Zelenski dijo la semana pasada que el país debe estar preparado en su frontera con Bielorrusia.

Bielorrusia ha realizado numerosas maniobras militares desde que comenzó la invasión, tanto por su cuenta como con Rusia. Junto con Moscú, Minsk también ha reforzado los ejercicios con armamento y equipo militar.

Los canales no oficiales de seguimiento militar de Telegram han estado informando de la llegada a Bielorrusia de una serie de cazas, helicópteros y aviones de transporte militar desde principios de año: ocho cazas y cuatro aviones de carga solo el domingo.

Reuters no ha podido verificar estas informaciones. El Ministerio bielorruso de Defensa se limitó a decir que habían llegado a Bielorrusia "unidades" de las fuerzas aéreas rusas.

POCAS ESPERANZAS DE MÁS SUPERVIVIENTES

Ucrania veía pocas esperanzas de rescatar más supervivientes de entre los escombros de un bloque de apartamentos en la ciudad de Dnipró el domingo, un día después de que el edificio fuera alcanzado durante un importante ataque ruso con misiles, y se prevé que decenas de personas han muerto.

Valentin Reznichenko, gobernador de la región de Dnipropetrovsk, declaró el lunes que hasta el momento se había confirmado la muerte de 35 personas y se desconocía la suerte de otros 35 residentes.

"La búsqueda de personas bajo los escombros continúa", dijo Reznichenko en la aplicación de mensajería Telegram.

La Fuerza Aérea de Ucrania dijo que el bloque de apartamentos fue alcanzado por un misil ruso Kh-22, que se considera impreciso y frente al que Ucrania carece de defensas aéreas que puedan derribarlo. Este misil de la era soviética se desarrolló durante la Guerra Fría para destruir buques de guerra.

Moscú lleva desde octubre bombardeando las infraestructuras energéticas de Ucrania con misiles y aviones no tripulados, provocando apagones generalizados e interrupciones de la calefacción central y el agua corriente.

En su discurso nocturno tras el ataque de Dnipró, Zelenski pidió a los aliados occidentales que suministraran más armas para acabar con el "terror ruso" y los ataques a objetivos civiles.

El sábado, el Reino Unido siguió a Francia y Polonia con promesas de más armas, diciendo que enviaría 14 de sus carros de combate principales Challenger 2, así como otro apoyo avanzado de artillería en las próximas semanas.

Es probable que Moscú considere el primer envío de carros de combate de fabricación occidental a Ucrania como una escalada del conflicto. La embajada rusa en Londres dijo que los tanques alargarían la confrontación.

La invasión rusa, que Moscú califica de "operación militar especial", ya ha matado a miles de personas, desplazado a millones y convertido muchas ciudades en escombros.

OLEADAS DE MISILES

En la región oriental ucraniana del Dombás —el punto focal de la ofensiva rusa para capturar más territorio—, las fuerzas ucranianas luchaban en torno a la pequeña ciudad salinera de Soledar.

El ejército ruso afirmó haber tomado el control de la ciudad, pero Ucrania insistió el domingo en que sus fuerzas estaban intentando mantener la ciudad, con combates callejeros, mientras las fuerzas rusas avanzaban desde varias direcciones.

"En pocas palabras, LA BATALLA CONTINÚA", dijo la viceministra de Defensa, Hanna Maliar, en la aplicación de mensajería Telegram. "Todo lo demás es información no verificada".

El Instituto para el Estudio de la Guerra, con sede en Washington, dijo que era muy poco probable que las fuerzas ucranianas aún mantuvieran posiciones dentro de la propia Soledar.

El informe matutino del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania detalló el lunes otra oleada de más de 55 ataques rusos con misiles y cohetes en las últimas 24 horas.

Según el informe, 25 asentamientos de la zona de Bajmut, incluidas las ciudades de Soledar y la propia Bajmut, fueron alcanzados, junto con varios objetivos, incluidas infraestructuras civiles, en las regiones de Zaporiyia, Dnipropetrovsk y Jersón.

Reuters no pudo verificar inmediatamente la situación en la ciudad.

(Información adicional de Lidia Kelly y Dan Peleschuk; redacción de Lidia Kelly y Michael Perry; editado en español por Flora Gómez)