Rusia: barbas, teléfonos y tabletas prohibidos en el ejército

AP - Dmitri Lovetsky

El nombramiento de Valeri Guerasimov como comandante de las tropas rusas en Ucrania coincidió con la llegada de una serie de nuevas órdenes dirigidas a las filas de los soldados rusos. Órdenes disciplinarias que no cayeron bien: prohibición de utilizar teléfonos y tabletas, prohibición de utilizar vehículos personales... y obligación de ir afeitado.

Por nuestra corresponsal en Moscú, Anissa El Jabri.

Como suele ocurrir, la protesta llegó a través de los canales de Telegram Z. Sin teléfonos ni tabletas, dijeron algunos de ellos, es imposible utilizar drones, especialmente los que sirven para el reconocimiento de artillería. La prohibición de los teléfonos había vuelto a ponerse sobre la mesa tras el mortífero ataque ucraniano de Año Nuevo en Makiyevka. No es la primera vez que el ejército ruso intenta prohibir el uso del teléfono a los soldados.

"No aportaría nada bueno"

Otra protesta se refiere a la obligación de afeitarse. Incluso el líder prorruso de la región de Donetsk se indignó de inmediato. Denis Pushilin, que también tiene barba, no tardó en producir este mensaje en vídeo: "Sería una idea absurda, no aportaría nada bueno y no aportaría nada más en términos de disciplina militar. Causaría como mínimo malentendidos entre nuestros hombres en el frente. Pero me he puesto en contacto con la oficina de nuestro comandante y lo he aclarado. Nadie vendrá a inspeccionar a las tropas con ideas tan brillantes".

Pero el comité de defensa de la Duma en Moscú lo confirmó: "Es un requisito básico de la disciplina militar", dijo un miembro. "Incluso en los combates más intensos, no creo que sea imposible encontrar un cuarto de hora para poner en orden tu aspecto", añadió.


Leer más sobre RFI Español