Rusia avanza en construcción de gasoducto y Putin dice que acepta pagos en euros

·2  min de lectura
Las pantallas muestran al presidente ruso Vladimir Putin hablando durante una sesión plenaria del Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF) en San Petersburgo el 4 de junio de 2021

El presidente ruso, Vladimir Putin, anunció el viernes nuevos progresos en la construcción del gasoducto Nord Stream 2, destinado a suministrar gas ruso a Europa, que podría ser pagado en euros, precisó el mandatario.

"Hace dos horas y media se ha completado con éxito la instalación de la primera línea del gasoducto Nord Stream 2. Los trabajos en la segunda línea continúan", dijo el dirigente en la sesión plenaria del Foro Económico de San Petersburgo.

"Por el lado alemán, han llegado las tuberías. En el lado ruso, hay que levantarlas y soldarlas, eso es todo. Pero la instalación en sí está terminada", dijo Putin, y añadió que, por parte rusa, "Gazprom está preparada para llenar de gas el Nord Stream 2".

El jefe de Estado ruso expresó además su disposición "a contemplar la posibilidad de pagos en monedas nacionales". "El euro es totalmente aceptable para nosotros para pagar el gas. Se puede hacer y de hecho probablemente se hará así", agregó.

Tras el anuncio, las acciones de Gazprom, que ya estaban en su nivel más alto desde hacía varios días, alcanzaron nuevos récords.

Nord Stream 2, cuya puesta en marcha estaba prevista inicialmente para principios de 2020, quiere duplicar la capacidad de suministro de gas natural ruso a Europa.

El gasoducto atravesará el mar Báltico desde Rusia hasta Alemania, principal impulsor del proyecto.

Según Estados Unidos y algunos países europeos --Polonia, los países bálticos y Ucrania-- el gasoducto de dos líneas aumentará la dependencia de los europeos del gas ruso, lo que Moscú podría utilizar para ejercer presión política.

Nord Stream 2 ha sufrido importantes retrasos debido a estas críticas y a la amenaza de sanciones de Estados Unidos.

En mayo, Washington renunció a imponer sanciones, alegando que habrían afectado a las relaciones con Berlín.

Rusia quiere por su parte librarse de la sombra del dólar, que lo convierte en vulnerable internacionalmente.

El fondo nacional soberano ruso (FNS) liquidará todos sus activos en dólares en un mes, declaró el jueves el ministro de Finanzas, Antón Siluanov.

apo/tbm/sr/pc-jz/tjc