Rusia aumenta los flujos de gas hacia Europa, presionando los precios a la baja

·4  min de lectura
Un trabajador gira una válvula en una estación de compresión de gas en el gasoducto Yamal-Europa cerca de Nesvizh

Por Katya Golubkova y Nora Buli

MOSCÚ/OSLO, 10 nov (Reuters) - Rusia aumentó el miércoles su flujo de gas a Europa a través de Polonia y Bielorrusia, así como de Ucrania, aliviando así parte de la preocupación de Europa por la escasez de suministros antes del invierno y haciendo bajar los precios al por mayor.

Los bajos flujos hacia Europa de la semana pasada y los flujos inversos en el gasoducto Yamal-Europa —lo que significa que el gas fluyó hacia el este, a Polonia, en lugar de hacia el oeste, a Alemania— habían empeorado una escasez de suministro en Europa que ha hecho subir los precios de la energía para la industria y los consumidores.

Sin embargo, tras la orden del Presidente Vladimir Putin de aumentar el suministro a Europa y reponer los inventarios rusos una vez reabastecidos los depósitos nacionales, Moscú comenzó a enviar gas a Alemania de nuevo a última hora del lunes.

El martes, la empresa estatal rusa de gas Gazprom dijo que había empezado a rellenar sus depósitos de gas en Europa. Esto hizo bajar los precios al contado en la región, aunque los analistas afirmaron que Moscú tendría que hacer más para calmar las preocupaciones en Europa y provocar una caída más significativa de los precios.

Los flujos de entrada en Alemania a través del gasoducto Yamal-Europa, que atraviesa Bielorrusia y Polonia, aumentaron hasta 12.469.613 kilovatios hora (kWh) por hora en el punto de medición de Mallnow, en la frontera polaca, frente a los 9.825.008 kWh/hora de la mayor parte del día anterior, según mostraron los datos de la página web de la empresa alemana de transporte Gascade.

Aunque los flujos de Mallnow alcanzaron su mayor volumen en semanas, siguen estando "muy por debajo" de los niveles observados en septiembre, dijeron los analistas de Refinitiv en una nota.

"Es poco probable que los flujos sigan creciendo, ya que solo 325 GWh/d de la capacidad de entrada de Mallnow se reservó para noviembre", añadieron.

Mientras tanto, las nominaciones (una petición vinculada a un contrato) de flujos en Velke Kapusany, en la frontera entre Eslovaquia y Ucrania, se situaron en 94,3 millones de metros cúbicos (mcm) al día, la mayor nominación diaria de este año.

Esta cifra es superior a los 85,2 millones de metros cúbicos diarios del martes, según los datos de la página web de Eustream, el operador del sistema de transmisión eslovaco.

El contrato holandés de gas a primer mes —una referencia europea— bajaba un 8% a 64,35 euros por megavatio hora (MWh) a las 1126 GMT del miércoles, su nivel más bajo desde el 2 de noviembre, lo que supone una señal de que la preocupación en Europa está disminuyendo.

INSTALACIONES DE ALMACENAMIENTO

Los precios del gas han subido este año debido a factores como los bajos inventarios de gas y el aumento de la demanda a raíz de la recuperación económica desde la flexibilización de los confinamientos por COVID-19, así como a unos suministros más ajustados de lo habitual procedentes de Rusia.

En Reino Unido, algunas empresas energéticas han quebrado, los consumidores se enfrentan a facturas energéticas mucho más elevadas y las empresas de muchos sectores, como la producción de alimentos y la agricultura, se han visto afectadas.

Datos de Internet mostrados por la empresa alemana de almacenamiento Astora, propiedad de Gazprom, que gestiona dos instalaciones de almacenamiento en Alemania y una en Austria, mostraban que la instalación de almacenamiento de Rehden, en Alemania, había estado recibiendo de forma constante 406.875 kWh por hora de gas desde principios del martes.

El miércoles por la mañana, en los almacenes de Jemgum (Alemania) y Haidach (Austria), no hubo entradas, pero se retiraron volúmenes de 1.115.086 kWh/h y 3.772.347 kWh/h respectivamente.

El lunes, los niveles de almacenamiento de gas en Europa se situaban en el 75,6% de su capacidad, frente al 93,9% del año anterior, según datos del grupo de infraestructuras GIE.

Los niveles alemanes, que representan una cuarta parte de la capacidad de almacenamiento de la Unión Europea, se situaban en el 69,9%, frente al 93,3% de hace un año.

Ahora parece que Rusia podrá exportar más gas a Europa, dado que la reposición de su almacenamiento interno ha concluido, según la consultora Eurasia Group.

"Esto supondría un alivio importante para los mercados energéticos europeos, aunque podría seguir habiendo escasez este invierno si el frío se prolonga durante varias semanas y/o el aumento de la oferta rusa no es significativo", señaló en una nota.

Moscú habría querido exportar su gas adicional a través del recién terminado gasoducto Nord Stream 2, que pasa por debajo del Mar Báltico hasta Alemania, evitando el costoso tránsito a través de Ucrania, dijo.

El Nord Stream 2 aún está pendiente de la aprobación reglamentaria de Alemania y la UE, que probablemente se demore hasta principios de 2022.

(Información de Katya Golubkova en Moscú, Vera Eckert en Fráncfort y Nora Buli en Oslo; información adicional de Jan Lopatka en Praga; edición de Shailesh Kuber y Edmund Blair, traducido por Tomás Cobos)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.