Rusia dice que sus fuerzas despejan mayor parte de Mariúpol y atacan suburbio de Kiev

·6  min de lectura
Soldados ucranianos caminan entre los escombros luego de un ataque de artillería ruso, mientras continúa el ataque de Rusia contra Ucrania, en Járkov

Por Pavel Polityuk

KIEV/LEÓPOLIS/MARIÚPOL, Ucrania, 16 abr (Reuters) -Los ataques con misiles rusos alcanzaron la capital ucraniana, Kiev, y otras ciudades el sábado, mientras Moscú afirma que sus tropas despejaron la zona urbana de Mariúpol y que sólo queda un pequeño contingente de combatientes ucranianos en el interior de una planta siderúrgica en el asediado puerto del sur.

La afirmación de Rusia de haber tomado prácticamente el control de Mariúpol, escenario de los combates más intensos de la guerra y de la peor catástrofe humanitaria, no pudo ser verificada de forma independiente. Sería la primera ciudad importante que cae en manos de las fuerzas rusas desde la invasión del 24 de febrero.

"La situación es muy difícil" en Mariúpol, dijo el presidente Volodímir Zelenski al portal de noticias Ukrainska Pravda. "Nuestros soldados están aislados, los heridos están aislados. Hay una crisis humanitaria (...) Sin embargo, los chicos se están defendiendo".

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que si las fuerzas ucranianas en la gigantesca planta siderúrgica de Azovstal deponen las armas a partir de las 0300 GMT del domingo, se les perdonaría la vida, informó la agencia de noticias Tass. No hubo respuesta inmediata de Kiev.

Mientras Rusia lanzaba ataques con misiles de largo alcance en todo el país tras el hundimiento de su buque insignia en el Mar Negro, Moscú dijo que sus aviones de guerra habían atacado el sábado una fábrica de reparación de tanques en Kiev.

Una explosión se oyó en el distrito de Darnytskyi, en el sureste del país. El alcalde dijo que al menos una persona había muerto y que los médicos estaban luchando por salvar a otras.

El Ejército ucraniano dijo que aviones de guerra rusos que despegaron desde Bielorrusia habían disparado misiles contra la región de Leópolis, cerca de la frontera con Polonia, y que cuatro misiles de crucero fueron derribados por las defensas antiaéreas ucranianas.

La ciudad occidental ha salido relativamente indemne hasta ahora y alberga a refugiados y agencias de ayuda internacional.

En Mariúpol, periodistas de Reuters que se encontraban en los distritos controlados por los rusos llegaron a la fábrica de acero Ilyich, una de las dos plantas metalúrgicas donde los defensores habían resistido en túneles y búnkeres subterráneos. Moscú afirmó haberla capturado el viernes.

La fábrica estaba reducida a acero retorcido y hormigón volado, sin rastro de defensores. Varios cuerpos de civiles yacían esparcidos en las calles cercanas.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que sus tropas habían "limpiado completamente" el área urbana de Mariúpol de las fuerzas ucranianas y aislado al "resto" en la acería Azovstal, dijo la agencia de noticias RIA. Según la agencia, hasta el sábado, las fuerzas ucranianas en la ciudad habían perdido más de 4.000 efectivos.

Más tarde, el sábado, Zelenski acusó a Rusia de "intentar destruir deliberadamente a todos" en Mariúpol y dijo que su gobierno estaba en contacto con los defensores. Pero no se refirió a la afirmación de Moscú de que las fuerzas ucranianas ya no estaban en los distritos urbanos.

El gobernador de la provincia de Járkov, en el este, dijo que al menos una persona murió y 18 resultaron heridas en un ataque con misiles. Humo salía de coches en llamas y de los restos de lo que parecía ser un edificio de oficinas en la ciudad.

En Mykolaiv, una ciudad cercana al frente sur, Rusia dijo que había atacado una fábrica de reparación de vehículos militares.

Los ataques se produjeron después de que Rusia anunció el viernes que intensificaría los ataques de largo alcance en represalia por actos no especificados de "sabotaje" y "terrorismo", horas después de confirmar el hundimiento de su buque insignia en el Mar Negro, el Moskva.

Kiev y Washington afirman que el barco, cuyo hundimiento se ha convertido en un símbolo de la resistencia ucraniana, fue alcanzado por misiles ucranianos. Moscú dice que se hundió tras un incendio y que su tripulación, de unos 500 miembros, fue evacuada.

El Ministerio de Defensa ruso publicó un video en el que se ve al jefe de la Armada, el almirante Nikolai Yevmenov, reunido en un patio de armas con un centenar de marineros que, según dijo, eran miembros de la tripulación.

Un mes y medio después de la invasión de Ucrania por parte del presidente Vladimir Putin, Rusia intenta capturar territorio en el sur y el este tras retirarse del norte luego de un asalto a Kiev que fue repelido en las afueras de la capital.

Las tropas rusas que se retiraron del norte dejaron atrás ciudades llenas de cadáveres de civiles, prueba de lo que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, calificó esta semana de genocidio.

Rusia niega haber atacado a civiles y dice que el objetivo de su "operación militar especial" es desarmar a su vecino, derrotar a los nacionalistas y proteger a los separatistas del sureste.

"MARIÚPOL SIEMPRE SERÁ UCRANIA"

Si Mariúpol cae, sería el mayor premio de Rusia en lo que va de guerra. Es el principal puerto del Donbás, una región de dos provincias en el sureste que Moscú exige que se ceda totalmente a los separatistas.

El propietario de las dos gigantescas acerías de Mariúpol, el hombre más rico de Ucrania, Rinat Akhmetov, prometió reconstruir la ciudad. "Mariúpol ha sido y será siempre una ciudad ucraniana", dijo Akhmetov a Reuters.

Ucrania dice que hasta ahora ha resistido los avances rusos en otras partes de las regiones de Donetsk y Lugansk, donde al menos una persona murió en un bombardeo durante la noche.

El mando militar ucraniano en el este del país, donde Kiev dice que espera un gran asalto, dijo en un post de Facebook que había repelido 10 ataques el sábado, destruyendo 15 tanques, otros 24 vehículos blindados y tres sistemas de artillería. Reuters no pudo verificar de forma independiente el informe.

Zelenski dijo a periodistas ucranianos que el mundo debería prepararse para la posibilidad de que Rusia utilice armas nucleares. No dio pruebas de esta afirmación.

El mes pasado, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que Rusia recurriría a las armas nucleares sólo en el caso de una "amenaza a la existencia" del país, y no como resultado del conflicto de Ucrania.

Un asesor de Zelenski dijo que el país necesitaba un suministro más rápido de armas por parte de sus socios de la Unión Europea.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que sus sistemas antiaéreos en la región de Odesa derribaron un avión de transporte ucraniano que entregaba armas suministradas por los gobiernos occidentales. No aportó ninguna prueba. No hubo comentarios inmediatos de Kiev.

Zelenski dijo que hasta ahora han muerto entre 2.500 y 3.000 soldados ucranianos y hasta 20.000 rusos

Moscú no ha dado información actualizada sobre sus bajas desde el 25 de marzo, cuando dijo que habían muerto 1.351. Las estimaciones occidentales de las pérdidas rusas son mucho más elevadas.

Ucrania afirma que es imposible contabilizar las muertes de civiles, y calcula que al menos 20.000 murieron sólo en Mariúpol.

(Reporte de Pavel Polityuk en Kiev, Hamuda Hassan y Marko Djurica en Lysychansk, periodistas de Reuters en Mariúpol, y corresponsalías de Reuters en el mundo; Escrito por Peter Graff, Conor Humphries y Matt Spetalnick; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.