Rusia ataca ciudades cercanas a planta nuclear ucraniana

·2  min de lectura
UCRANIA-GUERRA (AP)
UCRANIA-GUERRA (AP)

Ataques rusos con cohetes y artillería alcanzaron áreas al otro lado del río Dniéper frente a la planta nuclear más grande de Europa, dijeron funcionarios ucranianos el domingo, mientras persisten los temores de que los combates en los alrededores pudieran dañarla y provocar una fuga radiactiva.

Las fuerzas rusas tomaron el control de la planta nuclear de Zaporiyia poco después de que comenzó la guerra y dominan territorio adyacente a lo largo de la margen izquierda del ancho río. Ucrania controla la margen derecha, donde se encuentran las ciudades de Nikopol y Marhanets, cada una de ellas ubicada a unos 10 kilómetros (seis millas) de la planta.

Intensos disparos durante la noche dejaron partes de Nikopol sin electricidad, dijo Valentyn Reznichenko, gobernador de la región de Dnipropetrovsk. Ataques con cohetes dañaron aproximadamente una docena de viviendas en Marhanets, según Yevhen Yevtushenko, jefe administrativo del distrito en el que se encuentra esa ciudad de unos 45.000 habitantes.

La ciudad de Zaporiyia, ubicada a unos 40 kilómetros (25 millas) río arriba de la planta nuclear, también fue atacada durante la noche, y dos personas resultaron lesionadas, dijo Anatoliy Kurtev, concejal municipal.

En el este de Ucrania, donde fuerzas rusas y separatistas intentan tomar el control, proyectiles de artillería alcanzaron las amplias y estratégicamente significativas ciudades de Kramatorsk y Sloviansk, pero no se reportaron fallecimientos, dijo Pavlo Kyrylenko, gobernador de la región de Donetsk.

Gran parte de esa región está bajo el control de fuerzas rusas y separatistas. Es una de dos regiones ucranianas que Moscú ha reconocido como Estados soberanos.

La semana pasada, las autoridades comenzaron a distribuir tabletas de yodo a las personas que viven cerca de la planta de Zaporiyia en caso de que se vean expuestas a radiación.

Gran parte de la preocupación gira en torno a los sistemas de enfriamiento de los reactores. Dichos sistemas requieren energía eléctrica para operar, y la planta se quedó sin ella temporalmente el jueves debido a que una línea de transmisión resultó dañada en un incendio, según funcionarios. Una falla en el sistema de enfriamiento podría provocar un accidente nuclear.

Las fuerzas rusas ocuparon el complejo de la planta en la primera etapa de la guerra, que ya lleva 6 meses, pero trabajadores ucranianos han seguido operándola. Moscú y Kiev se han acusado repetidas veces de lanzar proyectiles sobre el complejo y áreas circundantes, lo que ha generado temores de que ocurra una catástrofe.