Rusia afirma, sin evidencia, haber matado a al menos 600 soldados ucranianos en un solo ataque

© Clodagh Kilcoyne / Reuters

Un testigo confirmó que el ataque ruso con misiles, llevado a cabo contra la ciudad ucraniana de Kramatorsk, causó daños pero no destruyó edificios y no hay signos evidentes de víctimas, de acuerdo a reportes de agencias de prensa como Reuters.

El ataque ruso con misiles en Kramatorsk causó daños pero no destruyó edificios y ni causó víctimas, dijeron testigos a la agencia de noticias Reuters este domingo, luego de que Rusia afirmara haber matado a 600 soldados ucranianos en el ataque.

Reporteros de Reuters visitaron las dos residencias universitarias que, según el Ministerio de Defensa ruso, albergan a militares ucranianos cerca de la línea del frente en el momento del ataque nocturno.

Ninguno de los edificios parecía haber sufrido daños graves durante el ataque. Tampoco había signos evidentes de que allí hubieran vivido soldados, ni señales de cadáveres o rastros de sangre.

El edificio tenía algunas ventanas rotas en el albergue nº 47, situado junto a un patio con un gran cráter. El otro edificio nombrado por el Ministerio de Defensa ruso, el albergue nº 28, estaba totalmente intacto. A unos 50 metros, cerca de unos garajes, había un cráter.

Kiev no hizo comentarios inmediatos sobre el ataque ni sobre la afirmación rusa de cientos de víctimas. El alcalde de Kramatorsk anteriormente comentó que no había habido víctimas.

Una supuesta venganza por el ataque en Makiivka

El Ministerio de Defensa ruso afirmó en un comunicado este domingo que el ataque contra los edificios de Kramatorsk era una operación de venganza por el mortal ataque ucraniano la semana pasada contra un cuartel ruso en Makiivka, en parte de la región de Donetsk controlada por las fuerzas de Moscú.

Con Reuters y EFE


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
"No hubo tregua navideña", aseguran civiles y soldados en Ucrania
Ucrania denuncia nuevos bombardeos rusos tras entrada en vigor del cese al fuego
Putin ordena un cese al fuego de 36 horas en la línea del frente en Ucrania