Rusia adoptó una nueva estrategia de política exterior y advierte que Occidente plantea una “amenaza existencial”

·3  min de lectura
El presidente Vladimir Putin, en el Kremlin, en Moscú. (Gavriil GRIGOROV / SPUTNIK / AFP)
El presidente Vladimir Putin, en el Kremlin, en Moscú. (Gavriil GRIGOROV / SPUTNIK / AFP) - Créditos: @GAVRIIL GRIGOROV

MOSCÚ.- Rusia adoptó este viernes una nueva estrategia de política exterior que considera a Estados Unidos y Occidente como “amenazas existenciales” para Moscú, en un contexto de extremas tensiones vinculadas a la invasión a Ucrania.

“La naturaleza existencial de las amenazas a la seguridad y desarrollo de nuestro país impulsadas por acciones de países inamistosos es reconocida” en la nueva política diplomática, dijo el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, que agregó que Estados Unidos y sus aliados llevan adelante una “guerra híbrida” contra Moscú.

Vladimir Putin, en una reunión en el Kremlin. (Gavriil Grigorov/Sputnik, Kremlin Pool Photo via AP)
Vladimir Putin, en una reunión en el Kremlin. (Gavriil Grigorov/Sputnik, Kremlin Pool Photo via AP) - Créditos: @Gavriil Grigorov

La nueva estrategia de política exterior de Rusia se basa en el principio de que “las medidas antirrusas adoptadas por parte de los países hostiles serán combatidas constantemente, con severidad si es necesario”, añadió. La adopción de esta nueva estrategia de política exterior ratifica la profunda ruptura que existe entre Moscú y los países occidentales desde el lanzamiento de la ofensiva rusa contra Ucrania.

Por otra parte, el Kremlin descartó este viernes frenar su ofensiva en Ucrania a pesar del llamado a una tregua efectuado por su principal aliado, el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko. ”Sobre la cuestión de Ucrania, nada cambia: la operación militar especial continúa, porque es el único medio de alcanzar los objetivos establecidos por nuestro país actualmente”, declaró a la prensa el vocero de Kremlin, Dimitri Peskov.

Lukashenko también dijo estar listo para albergar armas nucleares “estratégicas” de Rusia en su territorio, además de las armas “tácticas” que Moscú se dispone a enviar a este país aliado. ”Será necesario que Vladimir Putin y yo decidamos e introduzcamos aquí, si fuera necesario, armas estratégicas”, dijo en referencia a misiles de largo alcance.

El presidente ruso, Vladimir Putin, y el bielorruso, Alexander Lukashenko, posan para la foto antes de sus conversaciones en la residencia estatal de  Novo-Ogaryovo en las afueras de Moscú, 17 de febrero de 2023. (Vladimir Astapkovich, Sputnik, Kremlin Pool Photo via AP, File)
El presidente ruso, Vladimir Putin, y el bielorruso, Alexander Lukashenko, posan para la foto antes de sus conversaciones en la residencia estatal de Novo-Ogaryovo en las afueras de Moscú, 17 de febrero de 2023. (Vladimir Astapkovich, Sputnik, Kremlin Pool Photo via AP, File)

“No nos detendremos ante nada a la hora de defender nuestros países, nuestros Estados y nuestro pueblo”, declaró Lukashenko en un discurso sobre el estado de la nación.Las armas nucleares denominadas “estratégicas” son más poderosas y de mayor alcance que las denominadas “tácticas”.

Bielorrusia, único aliado de Rusia en Europa, está dirigido desde 1994 por Lukashenko y se encuentra a las puertas de la Unión Europea (UE). Putin anunció el pasado fin de semana que Moscú iba a desplegar armas nucleares “tácticas” en dicho país, causando preocupación en Ucrania y Occidente.

Los funcionarios rusos amenazan reiteradamente con utilizar las armas nucleares en Ucrania en caso de una escalada significativa del conflicto. Según Putin, en Bielorrusia ya se equiparon diez aviones para la utilización de esas armas nucleares tácticas, y el 1º de julio se terminará de instalar un almacén especialmente dedicado a éstas.

Bielorrusia no participa directamente en el conflicto en Ucrania, pero Moscú utilizó su territorio para desplegar su ofensiva en Kiev el año pasado y lo sigue haciendo para llevar a cabo ataques, según las autoridades ucranianas.

Agencias AFP y AP