Rusia aclara que la guerra continúa pese a la opinión ucraniana de haber llegado "a un punto muerto"

El Kremlin insiste en que la "operación militar especial" sigue adelante.

Las recientes palabras del comandante en jefe ucraniano, Valeri Zaluzhni, admitiendo que el conflicto había llegado a un punto muerto, han llevado a Moscú a mostrar una postura clara a favor de continuar batallando. El portavoz del presidente Putin, Dmitri Peskov, se mostró tajante al respecto: "Rusia tiene que alcanzar todos los objetivos fijados".

"El régimen de Kiev debería haber comprendido hace tiempo que incluso hablar de cualquier perspectiva de su victoria en el campo de batalla es absurdo", añadió Peskov.

En el frente, la guerra en efecto continúa. Varias regiones de Ucrania se despertaron este viernes con el sonido de las sirenas antiaéreas. Desde Járkov, en el este, hasta Leópolis, al oeste. En la primera, las autoridades locales informaron de un ataque con al menos 10 drones. Uno de ellos explotó en un taller de automóviles, si causar heridos.

"Un segundo Bajmut"

Conscientes de que la guerra continuará y de que un nuevo invierno está a la vuelta de la esquina, muchos ucranianos se preparan ya para hacer frente al frío. Preocupa, por supuesto, que Rusia ejecute ataques contra las infraestructuras ucranianas como hizo el invierno pasado.

Y eso que, en verdad, las noticias no son buenas para el Ejército ruso. Según los analistas, las tropas rusas estarían perdiendo muchos hombres y vehículos en la batalla por la ciudad de Avdivka, en la región de Donetsk. Hasta el punto que algunos califican ya la situación de "un segundo Bajmut".