Bruselas rehúsa negociar protocolo Irlanda y avisa de consecuencias a Londres

·3  min de lectura

Bruselas, 13 jun (EFE).- La Comisión Europea rechazó este lunes de plano renegociar el protocolo irlandés del acuerdo del Brexit, como le exige el Reino Unido, y advirtió de represalias contra este país si procede con la tramitación de la legislación para desactivar partes de ese protocolo de manera unilateral.

"Renegociar el protocolo no es realista. No se ha encontrado ninguna solución funcional para este equilibrio delicado y ampliamente negociado. Cualquier renegociación supondría mayor incertidumbre para los ciudadanos y empresas de Irlanda del Norte. Por estas razones, la Unión Europea no renegociará el protocolo", dijo el vicepresidente de la CE para Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic, en una declaración.

Sefcovic advirtió de que Bruselas considerará reactivar el expediente que abrió a Londres el año pasado, cuando este país desveló por primera vez sus planes para saltarse el protocolo irlandés, y abrir nuevos procedimientos de infracción en la misma línea, procesos que pueden culminar con la imposición de multas contra el Reino Unido por parte del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Las represalias son una respuesta directa a la presentación por parte del Gobierno británico del proyecto de ley que pretende anular unilateralmente partes del protocolo suscrito con la Unión Europea sobre Irlanda del Norte que forma parte del acuerdo del Brexit, que entre otras medidas prevé eliminar la jurisdicción del TJUE sobre las disputas referidas a Irlanda del Norte.

El vicepresidente comunitario previno al Gobierno británico de que esta decisión "pone en riesgo" el acceso y oportunidades que otorga el acuerdo del Brexit a las empresas de Irlanda del Norte, que bajo los términos pactados entre Londres y Bruselas en 2020 retuvieron su acceso a partes del mercado único europeo pese al Brexit.

"Tomamos nota con una preocupación significativa de la decisión de hoy por parte del Reino Unido de iniciar legislación para dejar de aplicar elementos centrales del protocolo (de Irlanda). Las acciones unilaterales son dañinas para la confianza común", advirtió Sefcovic, quien aseguró que Bruselas analizará ahora el contenido de la ley que ha llegado este lunes a la Cámara de los Comunes.

Entre las consecuencias inmediatas figura la posible reactivación del procedimiento de infracción que Bruselas había iniciado en marzo de 2021 ante los primeros planes de Londres de saltarse el protocolo, pero que había paralizado en julio de ese mismo para dar espacio a negociaciones sobre las cuestiones problemáticas abiertas.

Éste podría ir acompañado de otro procedimiento de infracción adicional para "proteger el mercado único europeo de los riesgos que crea la violación del protocolo para las empresas de la UE y la salud y seguridad de los ciudadanos europeos", explicó Sefcovic.

Este proceso, que Bruselas emplea para vigilar que los Estados miembros cumplen las directivas comunitarias, puede acabar en última instancia en la imposición de una multa diaria al Reino Unido por parte de la justicia europea si una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE así lo determina.

El colegio de comisarios europeo, el órgano que decide sobre estas aperturas de procedimientos de infracción, se reúne habitualmente los miércoles, pero esta semana lo hará el viernes de manera excepcional por un viaje de la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, a Israel, Jordania y Egipto.

Pese a negarse a renegociar el protocolo, Sefcovic avanzó también que Bruselas presentará "pronto" con mayor detalle su "modelo para la implementación flexible del protocolo", que se base en "soluciones duraderas ya contenidas" dentro de este documento

"Esto demostrará que existen soluciones a los problemas planteados por las empresas y ciudadanos de Irlanda del Norte", apuntó Sefcovic, en contraposición a su rechazo a renegociar un protocolo que llevó "incontables horas de negociaciones intensivas y línea a línea" antes de llegarse a un acuerdo.

"Fue la única solución que pudimos encontrar conjuntamente para proteger los logros que tanto costó obtener del proceso de paz en Irlanda del Norte y a la vez abordar los retos que creó el tipo de Brexit escogido por el Gobierno británico", añadió el vicepresidente comunitario.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.