Rumores sobre cáncer de Putin crecen tras signos de mala salud, informe sugiere que podría entregar el poder

·5  min de lectura

Los expertos están atentos a las apariciones públicas de Vladimir Putin en busca de más signos de mala salud. Esto tras rumores atribuidos a un miembro del Kremlin de que el presidente ruso se someterá a una cirugía, posiblemente por cáncer.

Los rumores parecen haberse originado en el muy popular canal ruso de Telegram, General SVR, donde se afirmó que los médicos de Putin le advirtieron que la cirugía podría incapacitarlo por “un corto tiempo”, y que durante este periodo el presidente entregará brevemente las riendas del poder a un ayudante.

No ha habido una confirmación oficial sobre la supuesta mala salud de Putin (el Kremlin no ha comentado sobre los informes, ya sea para confirmarlos o negarlos), pero vídeos e imágenes recientes que lo muestran tembloroso, inquieto e hinchado han alimentado la especulación de que el hombre de 69 años de edad puede sufrir una serie de condiciones que incluyen demencia, Parkinson o cáncer.

Los observadores de Rusia están divididos sobre cuánta atención prestar a los rumores de salud, y algunos incluso sugieren que podría ser una estratagema deliberada del Kremlin, dado lo estricto que Rusia controla cualquier información a los medios relacionada con el presidente.

La última afirmación sobre la salud de Putin se hizo en un canal de Telegram supuestamente dirigido por un exteniente general del SVR (Servicio de Inteligencia Exterior) de Rusia, que utiliza el seudónimo “Viktor Mikhailovich”. Según el New York Post, en un vídeo en el canal se afirma que hace poco Putin tuvo una conversación “de corazón a corazón” durante dos horas con su asistente cercano y secretario del consejo de seguridad de Rusia, Nikolai Patrushev.

A Patrushev, exjefe del FSB (Servicio Federal de Seguridad), se le dijo que podría asumir el cargo en un traspaso que duraría unos días, y el presidente “le dejó en claro” que lo ve como “casi el único verdadero confidente y amigo en el sistema de poder”.

“Diría que hay mucha especulación sobre la salud del presidente Putin”, le comentó a The Independent Theresa Fallon, fundadora y directora del CREAS (Centro de Estudios de Rusia, Europa y Asia) en Bruselas.

“[Putin] siempre ha tratado de enfatizar su condición física y vigor, algo que es parte de su marca. La enfermedad no encaja con la narrativa de hombre fuerte de Putin que el Kremlin ha cultivado cuidadosamente a lo largo de los años. Esto me hace preguntarme si de verdad hay algo más detrás de escena”, dijo.

La semana pasada, resurgió un vídeo de una reunión de mediados de febrero que mostraba a Putin temblando de forma incontrolable mientras recibía al líder bielorruso Alexander Lukashenko.

Otro clip del mes pasado mostró a Putin agarrar la esquina de una mesa con su mano derecha tan pronto como se sienta para una reunión, y la sujeta durante la totalidad del clip de 12 minutos. También se le ve sujetar de forma intermitente el borde de la mesa con la mano izquierda durante una conversación con el ministro de Defensa, Sergei Shoigu.

Los informes de los medios anteriores habían llamado la atención sobre la cara hinchada de Putin y el uso de la longitud total de una mesa de 13 pies (4 metros) para distanciarse de los demás en las reuniones, incluso de otros líderes mundiales, lo que alimentó los rumores de que había más en esta disposición de escena que una simple precaución por la pandemia.

“En una situación de guerra con un liderazgo muy poco transparente, los analistas observan atentamente cualquier pista sobre la salud de Putin [sobre todo] a medida que se acerca rápido el Día de la Victoria del 9 de mayo”, comentó Fallon, refiriéndose al aniversario de la derrota de los nazis en 1945, algo que se espera que Rusia celebre con un desfile militar en Moscú.

“Si sucederá algo impactante ese día es la gran pregunta. La especulación abunda, ya que es un panorama muy impredecible en este momento”.

Fallon aclaró que Patrushev tendría sentido como líder temporal, ya que también está en su vejez y no sería una amenaza para Putin en comparación con un par de manos más jóvenes. Al mismo tiempo, existe la especulación de que él puede ser el chivo expiatorio de algo mientras Putin no lidera el país de forma temporal, consideró. Y finalmente, siempre existe la posibilidad de que en verdad haya un procedimiento quirúrgico y que Putin no sobreviva.

Anders Åslund, autor del libro Russia's Crony Capitalism, le comentó a The Independent que el hecho de que los nuevos informes citen a General SVR significa que no deben descartarse de plano.

“Putin se ve muy diferente, no saludable”, detalló. “Creo muy bien los informes de General SVR, no todos correctos pero tienden a tener algo de razón”.

“Roman Badanin y un grupo de excelentes periodistas de investigación rusos escribieron un gran informe para la publicación web Proekt el cual muestra que Putin viaja con nueve médicos, uno de los cuales es especialista en cirugía de cáncer de tiroides”.

Se refiere al reportaje de investigación del periodista ruso Badanin, el cual detalla que un especialista en cáncer de tiroides supuestamente hizo 35 viajes para ver al presidente ruso y pasó 166 días con él en un lapso de cuatro años.

Moscú y Putin han negado varias veces los informes sobre su grave problema de salud . A principios de este mes, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, negó que Putin se hubiera sometido a una cirugía por cáncer de tiroides, declaró que la salud del presidente era “excelente” y que no había tenido ninguna enfermedad más grave que un resfriado.

Cuando los reporteros le preguntaron sobre los rumores de salud el lunes, el portavoz del Pentágono, John Kirby, respondió: “No he visto nada que pueda ayudarnos a corroborar eso”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.