Rumbo a Europa, Escuadrón 421 del EZLN llega a Mérida, Yucatán

·2  min de lectura

MÉRIDA, Yuc., abril 29 (EL UNIVERSAL).- El Grupo Indignación dio cobijo y apoyo a la delegación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), un total de 110 personas de los cuales siete son indígenas y el resto extranjeros y observadores, que pretenden llegar a Europa en la primera quincena de junio en algún puerto de España con el fin de, según el subcomandante Moisés, "intercambiar con europeos historias mutuas, dolores, rabias, logros y fracasos".

El grupo llegó a Yucatán el miércoles pasado a las 14:30 de la tarde en una caravana de 11 vehículos y al ingresar por la caseta de Maxcanú, cuatro integrantes del Grupo Indignación les dieron la bienvenida, con chalecos que los identificaban como de miembros de esa organización local. A la delegación zapatista se les ha denominado también "Escuadrón 421", aunque desde su partida de Chiapas, el día 27 de este mes, se les autonombró "Travesía por la Vida". Ahí fueron despedidos en medio de ceremonias mayas cerca de los ríos Jatate, Tzaconeja y Colorado.

La delegación zapatista guardó cuarentena obligatoria por 15 días. No se sabe el nombre de las Ong's que las invitaron, pero parte de ellos viajan con la caravana. De Mérida viajarán rumbo a Quintana Roo. Se trasladarán hasta Isla Mujeres y de ahí partirán el 3 de mayo en barco rumbo a Europa.

En Mérida, en la comisaría de Chablekal, la delegación se trasladó al Centro de Investigación Animal, ubicada sobre la carretera Chablekal-Sac Nicté. También estuvieron en el local "Uay Já", de Indignación, acompañados por Martha Capetillo Pasos, presidenta de esa agrupación. La delegación está compuesta por siete zapatistas, 30 de la base zapatista, 20 extranjeros y 60 observadores.

De manera oficial, esta sería la primera vez que una delegación viaja a Europa. Durante el gobierno de Vicente Fox Quesada, por las carreteras del país, una caravana encabezada por el sub comandante Marcos viajó hacia la capital del país. También estuvo en Yucatán, en plena Plaza Grande. El grupo insurgente se levantó el 1 de enero de 1994, motivado por la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio (TLC), impulsado por el gobierno de Carlos Salinas de Gortari.