Rumanía expulsa a un diplomático ruso tras choque dialéctico con la embajada

Agencia EFE
·2  min de lectura

Bucarest, 26 abr (EFE).- Rumanía ordenó este lunes la expulsión del país del agregado militar adjunto de la embajada rusa en Bucarest, después de que el embajador de Rusia, Valery Kuzmin, criticara duramente la postura de Bucarest frente a la crisis en Ucrania.

La decisión ha sido comunicada hoy a Kuzmin, indicó el Ministerio rumano de Asunto Exteriores en un comunicado, en el que "informa de que las autoridades rumanas han decidido declarar persona non grata en territorio al señor Alexey Grishaev, agregado militar adjunto de la Embajada de la Federación Rusa".

Según la nota, Grishaev estaría implicado en "actividades y acciones que contravienen lo dispuesto en la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas de 1961".

La expulsión del diplomático ruso se produce después de que Rumanía albergara el pasado viernes una reunión con sus socios de la OTAN Turquía y Polonia, en la que también participaron los ministros de Exteriores de Ucrania y Georgia.

En la cita, los tres miembros de la OTAN se comprometieron a seguir apoyando a Ucrania ante la amenaza de Rusia, que en las últimas semanas desplegó decenas de miles de soldados y armamento junto a la frontera con Ucrania.

En un mensaje publicado el viernes en Facebook, el embajador ruso declaró que "no existe ningún motivo para que Rumanía se preocupe por la situación en Ucrania, a no ser que, por voluntad propia o de sus aliados, esté implicada en algún tipo de aventura militar concebida por los exaltados de la OTAN".

El ministro de Exteriores rumano, Bogdan Aurescu, respondió a Kuzmin el domingo: "cualquier amenaza a Rumanía es, de hecho, una amenaza contra la OTAN", horas antes de expulsar al diplomático ruso declarado persona non grata hoy.

Este paso se produjo pocos días después de que se desatara un contencioso diplomático entre Praga y Moscú el pasado día 17, cuando el Gobierno checo anunció la expulsión de 18 miembros de la embajada rusa, frente a lo cual el Kremlin reaccionó ordenando la salida de 20 empleados de la representación checa.

Eslovaquia, Estonia, Letonia y Lituania también han expulsado a diplomáticos rusos en señal de solidaridad con la República Checa.

(c) Agencia EFE