VIDEO | Así fue el criminal planchazo en el clásico brasileño Gremio contra Inter

LA NACION

Se jugaban cinco minutos del segundo tiempo. Gremio le ganaba 1 a 0 a Inter y celebraba en el clásico de Porto Alegre ante su público (lo ganó 2 a 0), por la fecha 30 del Brasileirao.

Fue entonces cuando el arquero visitante Marcelo Lomba protagonizó una infracción temeraria, que pudo haber terminado con el volante Luciano gravemente lesionado.

Luciano corrió en busca de un pase largo que lo tenía como destinatario. Tras el fallido intento de gambetear al arquero, la pelota se fue hacia la izquierda del campo de juego. Luciano, que quedó de espaldas al arco, fue a buscarla. Pero Marcelo Lomba tenía otros planes. Lejos de la disputa genuina del balón, el arquero de Inter pegó un salto, pasó por arriba de la pelota y le tiró una doble patada voladora en forma de plancha a Luciano, que de milagro evitó el impacto directo.

Mientras el hombre de Gremio se revolcaba, el árbitro Flávio Rodrigues de Souza le mostró la tarjeta roja a Lomba, que, de manera insólita, hacía airados reclamos en contra de ese fallo.

LEER | Serena Williams: vacaciones a puro lujo en Las Maldivas

La acción hizo recordar a un encontrazo inolvidable que protagonizaron el paraguayo José Luis Chilavert y Oscar Ruggeri, durante un Vélez-San Lorenzo disputado el 6 de agosto de 1996, por la 17ª fecha del Clausura. Según el Cabezón, Chila lo había escupido en una jugada anterior. Entonces, en una jugada sin peligro cerca del córner, el arquero vio venir la agresión por la espalda del defensor y saltó justo para evitar el contacto, que pudo haber terminado con una gravísima lesión.

Casi de inmediato, el técnico Héctor Veira reemplazó a Ruggeri y evitó la expulsión. "Le di un abrazo y sentí como si estuviera abrazando a la bomba atómica", dijo alguna vez el Bambino, para graficar la tensión que se vivió esa noche en Liniers.