Tiafoe fulmina a Nadal en la 4ta ronda del US Open

·5  min de lectura

NUEVA YORK (AP) — Frances Tiafoe no podía dar crédito a lo que había consumado al atardecer del lunes en el Abierto de Estados Unidos.

Con una determinación invulnerable y el mazo de su saque, el estadounidense de 24 años había domado a Rafael Nadal, dejando al torneo de Grand Slam sin sus dos principales cabezas de serie antes de los cuartos de final.

Tiafoe dio al traste con la racha de 22 victorias de Nadal en las grandes citas este año, imponiéndose 6-4, 4-6, 6-4, 6-3. La inapelable victoria en el estadio Arthur Ashe le instaló por segunda vez en la ronda de cuartos de final en un Slam.

“Siento que el mundo se paralizó", dijo Tiafoe, cuyo próximo rival será el ruso Andrey Rublev. “No pude escuchar nada durante un minuto”.

Instantes después, Tiafoe prendió su teléfono en el vestuario y se fijo que LeBron James, el astro de la NBA, le había felicitado en Twitter: “Me puso como un loco”.

En la pista, Tiafoe habló de Nadal con un tono reverencial.

"Es uno de los grandes de todos los tiempos", dijo. Hoy he jugado un tenis increíble, pero ni idea tengo lo que ha ocurrido”.

Lo hizo siendo superior al segundo cabeza de serie en todo. Sacó mejor (18 aces contra 9 de su rival). También devolvió mejor y capitalizó 5 de 8 oportunidades de quiebre.

Más importante, mantuvo un temple de hierro en todo momento, sin dejarse arredrarse por tener al frente al campeón de 22 grandes, récord absoluto del tenis masculino. Nadal había ganado los dos previos duelos que habían disputado, sin ceder un solo parcial.

“La realidad es simple: no he jugado bien y cuando eso ocurre debes perder”, dijo Nadal.

La jornada acabó en la madrugada del martes cuando el adolescente español Carlos Alvarez derrotó 6-4, 3-6, 6-4, 4-6, 6-3 al croata Marin Cilic, en un partido que duró 3 horas y 54 minutos.

Alcaraz, quien puede irse del US Open como el número uno del mundo, se puso de rodillas al final del duelo a las 2:23 de la mañana. Se quedó corto por apenas 3 minutos de romper el récord del desenlace más tarde en la historia del torneo. Con 19 años, Alcaraz puede convertirse en el número uno de la ATP más joven desde 2001.

La eliminación del croata Cilic significa que ningún ex campeón del US Open sigue en carrera en ambas ramas.

Nadal ganó los títulos del Abierto de Australia en enero y el Abierto de Francia en junio. Logró alcanzar las semifinales en Wimbledon en julio pero se retiró del torneo debido a un desgarro abdominal y ello no quedó registrado como derrota.

Con 36 años a cuestas, Nadal apenas disputó un torneo en el periodo de mes y medio que transcurrió tras irse del All England Club y el viaje a Nueva York, recuperándose de la lesión.

No estuvo cerca de su mejor versión en US Open, torneo que ha ganado cuatro veces. Pasó apuros desde el inicio, con remontadas para dejar en el camino Rinky Hijikata y Fabio Fognini en las primeras dos rondas, y cierto respiro en el tercer turno ante Richard Gasquet, un rival ante quien mantiene una paternidad 18-0 en el circuito.

Este inesperado resultado se concretó un día después que Nick Kyrgios eliminó a Daniil Medveved, el ruso que defendía el título y era el máximo cabeza de serie del torneo.

El US Open no se quedaba sin sus dos principales preclasificados antes de cuartos desde 2000, año en el que el número uno Andre Agassi fue apeado en segunda ronda y el segundo Gustavo Kuerten cayó en primera.

Eso fue antes que el trío de Nadal, Novak Djokovic (21 títulos de Grand Slam) y Roger Federer (20) empezaran su dominio avasallador del tenis masculino.

Djokovic y Federer no acudieron al último Slam de 2022. Djokovic, con 35 años, no pudo competir en este US Open por no estar vacunado contra el COVID-19, con lo que no pudo ingresar al país. Federer, con 41 años, se ha sometido a varias cirugías en la rodilla derecha y ha estado ausente de la gira desde el Wimbledon del año pasado.

La pregunta fue inevitable tras la derrota de Nadal. ¿Es el fin de una era?

“Los años pasan. Es el círculo de la vida”, respondió el astro español. “Unos pasan, otros vienen y la vida se sigue moviendo y el mundo sigue girando”.

“Esa es la realidad. El ciclo natural de la vida... Los mismos hemos estado mucho años arriba, algunos seguimos estando (pero) otros llegan y nosotros nos iremos yendo”.

Tiafoe es el hombre estadounidense más joven que alcanza la instancia de cuartos en el US Open desde Andy Roddick en 2006.

Pero el público no se entregó completamente a su compatriota. Nadal goza de una popularidad que traspasa las nacionalidades en el tenis, y recibió mucho aliento en el Ashe — ruido que retumbó más fuerte cuando el techo fue cerrado durante el cuarto set.

De principio a fin, Nadal padeció para amortiguar el servicio de Tiafoe. No hasta el décimo juego del segundo set que logró romper por primera vez, cortesía de una doble falta de su oponente que sirvió para nivelar el duelo.

Parecía que Nadal encontraba la ruta de escape, pero el efervescente estadounidense no perdió la compostura y quebró en un 3-3 para poner proa por el tercer parcial.

Tiafoe avistó la victoria cuando quebró para irse arriba 4-3 en el cuarto set, en que Nadal depositó una revés en la red.

Quince minutos después, Tiafoe quebró una vez más para la sentencia definitiva.

Tiafoe se medirá ahora con Rublev, quien alcanzó los cuartos de final por sexta ocasión en un Grand Slam tras derrotar 6-4, 6-4, 6-4 al británico Cam Norrie.

Alcaraz irá contra el italiano Jannik Sinner, quien derrotó 6-1, 5-7, 6-2, 4-6, 6-3 al bielorruso Ilya Ivashka. Sinner ha logrado a clasificarse a los cuartos de final en tres de los cuatro Slams este 2022. A sus 21 años, ya presume de haber alcanzado esa instancia en cada una de esas citas.