Rubio vuelve entre aplausos al estadio de los Cavaliers tras su grave lesión

·2  min de lectura

Redacción deportes, 31 dic (EFE).- El base español de los Cavaliers, Ricky Rubio, decidió despedirse del año apoyando a sus compañeros y acudió al estadio del equipo de Cleveland para presenciar el Cavs-Hawks sólo 72 horas después de que sufriese una grave rotura del ligamento cruzado de la rodilla izquierda.

La presencia de Rubio tras el banquillo de los Cavs fue ovacionada por las 17.745 personas que acudieron al RocketMortgage FieldHouse de Cleveland para presenciar el último partido del año.

Sus compañeros también agradecieron que el base de El Masnou hiciese acto de presencia en el estadio para apoyar al equipo.

Pero el apoyo moral que Rubio proporcionó no impidió que los Cavs perdiesen ante los Hawks por 118-121, la tercera derrota consecutiva desde que se lesionó el martes.

Su mejor amigo en el equipo, Kevin Love, declaró tras el partido que fue "increíble" ver a Rubio tras el banquillo de los Cavs y reconoció que el equipo de Cleveland todavía no se ha recuperado del mazazo que ha supuesto la lesión de un jugador que ha sido clave para convertir a los Cavaliers en el equipo revelación de la NBA.

"Definitivamente para mi y para otros todavía tenemos una resaca emocional por la pérdida de Ricky. Fue increíble verle en el partido esta noche", declaró Love.

"Nos proporciona vida incluso si no está sobre la cancha. Queremos a Ricky pero tenemos que pasar la página. Queremos que sea parte en el largo plazo pero se tiene que recuperar. Y nosotros tenemos que pasar la página reconociendo que lo vamos a echar de menos durante el resto del año", añadió.

El jueves, el entrenador de los Cavs, J.B. Bickerstaff, dejó claro que quiere que Rubio siga vinculado tanto como sea posible con el equipo y reveló que el jugador español le manifestó que "todavía quiere ser parte del equipo".

Bickerstaff explicó que "este era el último año de su contrato y fácilmente podía haber dicho adiós por la lesión".

"Pero en nuestra conversación me dijo que no había acabado y que quería seguir siendo parte del equipo. Ese es el tipo de persona que es", continuó.

"Lo queremos alrededor nuestro. Su personalidad es contagiosa. Su espíritu es contagioso. Su conocimiento del equipo es una ayuda. Su nivel de competitividad y su capacidad de activar a los jugadores es una ayuda", dijo.

"Cuando pueda hacerlo, le queremos alrededor del equipo tanto como sea posible", concluyó. EFE

jcr/fp

(foto)

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.