Rubio quiere hacer historia como la tercera hermana en Legislativo California

Agencia EFE

Los Ángeles, 27 feb. (EFE News).- La aspirante a la asamblea de California por el distrito 57 Sylvia Rubio espera hacer historia este 3 de marzo y lograr entrar en la carrera electoral para convertirse en una legisladora estatal, como lo son sus hermanas Susan y Blanca Rubio.

De ganar la elección, por primera vez en la historia de la legislatura de California habría tres hermanas (Susan es senadora y Blanca asambleísta), pero Sylvia, de 46 años, sabe que para llegar a ese punto hay mucho camino por recorrer.

“Por 24 años he estado trabajando en la comunidad, esto no es nada nuevo para mí. En mi distrito estamos enfrentando muchos problemas que necesitan ser resueltos, como es la indigencia y la falta de vivienda, y no se han tomado pasos serios”, dijo la menor de las hermanas Rubio en entrevista con Efe.

UNA BATALLA DE FAMILIAS HISPANAS

Sylvia afronta el reto de ganar las elecciones, y de paso consolidar el apellido Rubio en la legislatura estatal, con la dificultad que implica derrotar a la dinastía Calderón.

El martes buscará la curul que dejó Ian Calderón, hijo de del exasambleísta californiano Charles Calderón (1982 - 2012) y quien en noviembre pasado anunció que no buscaría la reelección para dedicarse a su familia.

Ian Calderón, elegido en 2012 y que en 2016 se convirtió en el líder de la mayoría en la Asamblea estatal, el más joven en la historia de ese legislativo en asumir ese cargo, es además sobrino de Tom y Ron Calderón, ambos sentenciados con años de cárcel por corrupción tras una investigación del FBI.

“(Los Calderón) han estado por más de 40 años en el poder en esta área, algunos de ellos fueron acusados de corrupción entonces yo creo que es hora de que haya un cambio”, señaló Rubio.

Sylvia Rubio se enfrentará este martes a Lisa Calderón, madrastra de Ian, además de otros siete aspirantes.

HERMANAS AL APOYO

En su carrera a la Asamblea Sylvia no está sola. Como es lógico, sus hermanas le han brindado todo el apoyo posible.

“No es ninguna sorpresa que Sylvia haya decidido postularse. Su experiencia y pasión por la comunidad la hacen la candidata ideal para el servicio público”, señaló a Efe la senadora estatal Susan Rubio.

Susan, al igual que Sylvia, asegura que sus orígenes humildes y la luchas que tuvieron que pasar les dan el conocimiento en torno a los retos que enfrenta la comunidad migrante.

“De niña nunca imaginé que llegar una posición como esta era posible. Tuvimos tan pocos modelos a seguir”, se lamentó la senadora.

El ejemplo y apoyo de sus padres, Sabino y Estela Rubio, unos inmigrantes de Chihuahua que regresaron a Estados Unidos tras ser deportados, les sirvió para llegar a ser líderes comunitarios.

“Fueron ellos quienes nos inculcaron la ética de trabajar duro y de dar de regreso a la comunidad. De ganar Sylvia su elección, la responsabilidad será aún más grande para nuestra familia”, indicó Susan.

DEPORTADA A PESAR DE SER CIUDADANA

Una de las banderas de campaña de Sylvia es luchar para que en Sacramento, la capital estatal, se legisle con “justicia”: “No se puede pasar por encima de los derechos y las necesidades de los más débiles”, insistió.

Relata que cuando era menor de edad fue deportada con sus padres y sus dos hermanas a México. “No les importó que yo fuera una ciudadana estadounidense, igual me sacaron del país, y eso ha marcado mi visión para que se creen leyes justas”, dijo.

Para la asambleísta Blanca Rubio, quién nació en México, “la oportunidad de tener una segunda hermana en la legislatura es un mensaje para Donald Trump, de que los mexicanos tienen un lugar a la mesa para elaborar políticas desde la perspectiva de un inmigrante”.

“Aunque Sylvia nació en Estados Unidos, también fue deportada cuando era niña y tendrá sus propias experiencias para guiar su punto de vista.”, añadió.

HERMANAS, PERO INDEPENDIENTES

Cuando se le pregunta sobre un posible desacuerdo político con sus hermanas en la legislatura, Sylvia responde que siempre estará de parte de la comunidad.

"Aunque mis hermanas me estén apoyando no quiere decir que siempre estaré de acuerdo con ellas, soy independiente y defenderé los intereses de mis electores", puntualizó.

"Pero como familia unida que somos, tenemos la oportunidad de hablar sobre esas diferencias y llegar a un acuerdo por el bien común de todos los californianos", agregó.

(c) Agencia EFE