Rubí Ibarra confesó lo peor de La Academia 2022

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 3 (EL UNIVERSAL).- Al parecer las críticas de Lolita Cortés o de los otros jueces no fue lo peor de La Academia para Rubí Ibarra, hay otras situaciones que incomodaron a la llamada quinceañera más famosa de México.

La potosina se mantiene activa por ser la ex alumna más entrevistada en los medios y entre los fans se pregunta a qué se va dedicar al terminar el show.

Ibarra se concentra en este momento en concretar proyectos y señaló tener algunas ideas para mantenerse en la farándula de México.

Informó que no sólo quiere dedicarse a la música sino que desea abrir las posibilidades de trabajar en otras ramas en el espectáculo, tema que ya ha charlado con sus compañeros de este proyecto televisivo.

"Me gustaría bailar, bailar es una de las cosas que más me gustaría hacer, me gustaría actuar y me gustaría también algo tipo comedia, siento que lo haría muy bien", explicó la intérprete.

"Claro que saliendo de aquí tengo planeado no sólo la música, sino también actuación, conducción, antes de entrar aquí a ‘La Academia’ estaba estudiando comunicación, entonces sí me gustaría dedicarme de todo un poco".

Mientras suceden o se concretan los proyectos, Rubí Ibarra sigue su preparación profesional.

La influencer contó a la periodista Maxine Woodside su experiencia dentro del programa de realidad de TV Azteca.

Al cuestionarle acerca de algo qué no le gustó o para ella fue lo peor de esta experiencia, la potosina fue muy sincera y sorprendió a todos con su respuesta.

Rubí Ibarra consideró que aprendió mucho y su estancia fue muy agotadora en todos los sentidos.

Pero nunca entendió el motivo de los maestros para cambiar todo de última hora.

Consideró que esta situación ocasionó muchas veces salir con poca preparación al escenario y eso sí afectaba lo que los críticos les decían al finalizar sus presentaciones pues ellos a veces no se sentían listos pero tenían que darlo todo en el escenario.

"A veces nos preparaban para una cosa, y a la mera hora, ya que faltaba poco tiempo... nos cambiaban absolutamente todo... Nos cambiaban absolutamente todo, coreografías, canciones y muchas otras cosas".

Agregó que las modificaciones de última hora eran para todos sus ex compañeros, muchos estaban frustrados y era desgastante.

Confesó que tanto los maestros como directores de La Academia justificaban los cambios, pues, era una situación que seguro iban a vivir en su vida diaria.

Aunque esta situación causó mucha frustración para Rubí Ibarra y el resto de los compañeros.

"Recuerdo que siempre nos decían los maestros ‘Ustedes tienen que estar preparados para los cambios, porque, así como aquí nosotros vamos a hacer cambios de última hora, así se los van a hacer en la vida real si se dedican a esto".

Señaló que los cambios o ajustes de última hora se aplicaban no sólo en sus presentaciones individuales, también lo hacían en los duetos o cuando había un cantante invitado.

Finalmente dijo que las opiniones de Lolita Cortés no le afectaron y antes de entrar se preparó para recibir los comentarios. Dijo que sus consejos les serán valiosos para corregir sus errores en todo aspecto.