Ruanda pide a Bélgica no investigar a Rusesabagina e impide el paso a su abogado

·3  min de lectura

Kigali, 20 ago (EFE).- El abogado belga Vincent Lurquin, quien representanta al detenido Paul Rusesabagina -el exgerente del establecimiento que inspiró el filme "Hotel Ruanda" (2004)-, afirmó hoy que Ruanda no le permite ver a su cliente mientras Bélgica no detenga sus investigaciones sobre el acusado.

Lurquin había viajado a Kigali para ver a Rusesabagina -quien tiene nacionalidad belga y vivía exiliado entre Bélgica y Estados Unidos- debido a un acuerdo existente entre el Gobierno de Ruanda y el Ministerio de Exteriores del país europeo, pero el acceso le fue denegado inesperadamente.

"Me informó el Ministerio belga de Exteriores de que Ruanda ahora reclama que, antes de verlo, nuestros tribunales abandonen las investigaciones sobre las supuestas actividades criminales de Rusesabagina contra el Gobierno ruandés", explicó el letrado, en declaraciones a Efe este viernes.

"Es muy inconveniente y frustrante que ahora Ruanda esté tratando de influenciar a los tribunales en Bélgica", añadió.

Pese a repetidos intentos de Efe por contactarlo, el fiscal general de Ruanda, Busigye Johnstone, no se pronunció por el momento sobre estas novedades, que llegan el mismo día en el que la Justicia tenía previsto dar veredicto sobre el caso de Rusesabagina, algo que finalmente ha sido pospuesto para el 20 de septiembre.

Las pesquisas belgas sobre el inspirador de la película "Hotel Ruanda" -filme ambientado en los acontecimientos del genocidio contra los tutsis de 1994- se remontan a 2018, cuando Ruanda pidió al país europeo iniciar investigaciones sobre presuntas acciones criminales por parte de este notorio crítico de Paul Kagame (el presidente ruandés).

LAS ACUSACIONES CONTRA EL HÉROE DEL "HOTEL RUANDA"

En el país africano, sobre Rusesabagina, de 66 años, pesan nueve cargos de terrorismo, acusado de liderar el Frente de Liberación Nacional (FLN), brazo armado de su partido, el Movimiento de Ruanda por el Cambio Democrático (MRCD).

Las acusaciones incluyen la formación de un grupo armado irregular, pertenencia a un grupo terrorista y financiación del terrorismo; así como asesinato, secuestro y robo a mano armada como acto de terrorismo.

La Fiscalía ruandesa pidió para él prisión de por vida y una compensación millonaria por los daños causados a las víctimas del FLN.

Por su parte, el acusado y su familia atribuyen las alegaciones a una persecución política contra él y aseguran que su detención en agosto de 2020 fue ilegal.

Rusesabagina fue gerente del famoso "Hotel Mil Colinas" en la capital ruandesa y albergó a más de mil tutsis y hutus moderados durante el genocidio para salvarlos de los hutus extremistas durante el genocidio de 1994.

Esos acontecimientos inspiraron después la película "Hotel Ruanda", lo que le valió un amplio reconocimiento mundial.

En su país, sin embargo, fue criticado por muchos supervivientes que le acusaron de haber explotado el genocidio para su beneficio personal.

Rusesabagina huyó a Bélgica en 1996 y pidió asilo, ya que decía temer por su vida tras haberse convertido en un opositor muy crítico con el presidente Kagame.

El genocidio empezó el 7 de abril de 1994 tras el asesinato el día anterior de los presidentes de Ruanda, Juvénal Habyarimana (hutu), y Burundi, Cyprien Ntaryamira (hutu), cuando el avión en el que viajaban fue derribado sobre Kigali.

La violencia causó la muerte de unos 800.000 tutsis y hutus moderados en unos cien días, una de las peores matanzas étnicas de la historia reciente.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.