RS-28 Sarmat: Rusia iniciará las pruebas con su misil intercontinental más potente

LA NACION
·2  min de lectura

MOSCÚ.- Rusia iniciará próximamente las pruebas de vuelo de su misil balístico intercontinental más potente, el RS-28 Sarmat, anunció el viceministro de Defensa del país, Serguei Krivoruchko, en una entrevista con el rotativo militar Krasnaya Zvezdá.

"Me gustaría señalar que a día de hoy las pruebas de lanzamiento [es decir, la comprobación del acelerador de pólvora que 'empuja' el misil desde el silo hasta una altura de 30 metros y la puesta en marcha del motor de primera etapa] de los misiles Sarmat han terminado con resultado positivo. En un futuro próximo, comenzaremos las pruebas de vuelo de este sistema de misiles", reveló el funcionario, citado por RT.

Dos explosiones cerca del avión que transportaba al nuevo gobierno de Yemen: hay muertos

Anteriormente, el comandante de las Fuerzas de Misiles Estratégicos, el coronel general Serguéi Karakáyev había adelantado que la primera unidad en recibir los Sarmat será una división basada cerca de la ciudad siberiana de Uzhursk, en la región de Krasnoyarsk. Las primeras entregas de estos misiles comenzarán ya en el próximo año.

El misil estratégico pesado RS-28 Sarmat tiene un alcance de 18.000 kilómetros y una masa al despegue de 208,1 toneladas con una carga útil de alrededor de 10 toneladas. El cuerpo del proyectil, de 35,5 metros de largo y 3 de diámetro, permite alojar hasta 178 toneladas de combustible.

Es el arma más moderna de Rusia, las pruebas del motor principal PDU-99 se completaron con éxito en agosto de 2016 y las primeras imágenes del misil se desclasificaron y desvelaron en octubre de 2016. Se le atribuye la capacidad de dispersar sus ojivas MIRV en áreas del tamaño de Texas en Estados Unidos o Francia en Europa con un solo misil.

En la primavera de 2017 se informó que los primeros prototipos del misil estaban construidos y transportados al Cosmódromo de Plesetsk para comenzar el programa de pruebas, pero éste se había retrasado debido a la necesidad de volver a comprobar algunos componentes esenciales antes del lanzamiento inicial. Fue probado con éxito por primera vez el 27 de octubre de 2017.

Cuando estos misiles entren en servicio operacional, la OTAN les atribuirá la designación definitiva SS-30 Satan-2.