Rousseff defiende mayor control en fronteras

BRASILIA, Brasil (AP) — La presidenta Dilma Rousseff defendió el lunes la intensificación de la presencia de policías y militares a lo largo de la frontera terrestre brasileña, que en el último año y medio permitió cuantiosas incautaciones de armas y drogas.

Según la mandataria, la Operación Agata, desplegada por las fuerzas armadas, junto a la Operación Centinela, que agrupa a diversos cuerpos policiales, a lo largo de los más de 16.000 kilómetros de frontera terrestre de Brasil, permitieron aumentar la seguridad en todo el territorio del país más grande de América Latina.

"Los grupos criminales escogen las regiones más vulnerables de nuestras fronteras para el tráfico de armas y de drogas, y también para el contrabando, por eso el combate al crimen ha exigido una acción firme y una presencia fuerte del gobierno en las regiones de frontera", expresó Rousseff en su programa radial semanal Café con la Presidenta.

Agregó que "desde que comenzamos a ejecutar ese plan, hace un año y medio, ya fueron aprehendidas 360 toneladas de drogas. Si esas drogas no hubieran sido aprehendidas, habrían sido llevadas a las grandes ciudades y el interior del país, alimentando redes de tráfico de estupefacientes y el crimen organizado".

Rousseff destacó que los operativos se realizan en coordinación con los 10 países fronterizos con Brasil y que ya se firmaron acuerdos de cooperación con tres de ellos: Bolivia, Colombia y Perú.

La presencia incrementada de las fuerzas de seguridad permitió también capturar 2.200 armas, 280.000 municiones y 20 toneladas de explosivos, según la mandataria.

"Imagine que ese armamento podría estar hoy en las manos de criminales. Es por eso que vamos a continuar actuando con mucha firmeza para proteger nuestras fronteras y la población de nuestro país", acotó la presidenta.

Señaló que la presencia de los agentes de seguridad también permitió desarticular 65 grupos criminales y detener a 20.000 personas

El ministro de Defensa, Celso Amorim, anunció recientemente que las dos operaciones fronterizas serán reforzadas en anticipo de la Copa de las Confederaciones de fútbol, que se celebrará del 15 al 30 de junio, para impedir la posible entrada de grupos criminales que pretendan crear problemas durante el torneo internacional.

Cargando...