Lula pide elecciones anticipadas ante un Brasil "desgobernado"

1 / 2

El expresidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva, durante un seminario en Brasilia el 24 de abril de 2017

El expresidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva, durante un seminario en Brasilia el 24 de abril de 2017 (AFP | Evaristo Sa)

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, favorito para ganar las elecciones de 2018 pese a estar cercado por la justicia, pidió este lunes elecciones anticipadas ante un país "desgobernado" por el conservador Michel Temer.

"Este país está desgobernado. Este país no necesita alguien ocupando el cargo indebidamente, alguien que no tiene popularidad pero que dice que tiene voto en el Congreso", dijo en una conferencia en Brasilia el exmandatario izquierdista (2003-2010), que lidera los sondeos para las presidenciales previstas para octubre del año que viene.

Bajo la peor recesión de su historia y un récord de desempleo superior al 13%, Brasil "necesita elecciones directas, no esperar hasta 2018 porque el hambre tiene prisa y el desempleo tiene prisa", siguió Lula al deplorar una vez más el"'impeachment" a su sucesora, Dilma Rousseff, en 2016.

El expresidente, que enfrenta cinco procesos vinculados directa o indirectamente al megaescándalo de corrupción de Petrobras, tendría una intención de voto de 30,5%, muy por encima de todos sus rivales, según una encuesta realizada en febrero por el instituto MDA.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) de 71 años aseguró estar "ansioso" por declarar próximamente ante el juez Sergio Moro, que lidera las investigaciones de la operación "Lava Jato" en Curitiba (sur) y se ha convertido en un ícono del combate a la corrupción en Brasil.

En principio, está previsto que el exmandatario declare ante el magistrado de primera instancia el 3 de mayo, pero este lunes tanto la Policía Federal como la secretaría de Seguridad de Paraná pidieron al juez que retrase la vista por motivos de seguridad.

La secretaría estatal argumentó que lo hacía para evitar "problemas de seguridad pública, institucional y personal" ante "la posible llegada de movimientos populares" coincidiendo con la semana de conmemoración del Día del Trabajador.

Moro aún no se ha pronunciado sobre las peticiones."Estoy ansioso por la declaración a Sergio Moro. Es mi derecho poder hablar. No estoy preocupado por la fecha, eso es con el juez", dijo Lula, que corre peligro de ser inhabilitado o incluso encarcelado en los próximos meses.