La rotación ministerial reaviva las críticas a la gestión de Abdo Benítez en Paraguay

Asunción, 25 ene (EFE).- La rotación ministerial formalizada este lunes por el presidente Mario Abdo Benítez reavivó las críticas a un Gobierno ya salpicado por denuncias de corrupción y ahora con el punto de mira en la renegociación del tratado de la represa compartida con Brasil, una relación energética que en 2019 tuvo al mandatario al borde de un juicio político.

El foco de la tormenta se centra en la designación del hasta ahora excanciller Federico González como director paraguayo de la hidroeléctrica Itaipú, a menos de dos años de que se cumpla el medio siglo de la firma del tratado.

El año 2023 es la fecha establecida para la negociación del Anexo C, relativo a las bases financieras y a la prestación de servicios de electricidad de la represa, que obliga a Paraguay a vender a Brasil a precio de costo el excedente del 50 % de la energía generada por la hidroeléctrica.

González sustituye a Ernst Bergen, que renunció la pasada semana tras ser nombrado en agosto de 2019, precisamente para sofocar el escándalo que estalló poco antes, al conocerse el contenido de un acuerdo secreto con Brasil.

Algunos partidos de la oposición calificaron hoy de "entreguista" a González por su participación en ese acuerdo, que entonces motivó acusaciones contra Abdo Benítez de "vendepatria" y de sacrificar la soberanía energética ante el Gobierno de Jair Bolsonaro.

El documento, que establecía un cronograma de contratación de potencia hasta 2022, fue entregado para su firma por González, entonces miembro de Consejo de Itaipú, a Pedro Ferreira, titular de la Administración Nacional de Electricidad (Ande).

Ferreira renunció tras negarse a firmar el acta y fue uno los altos funcionarios que denunciaron ese acuerdo, que motivó la mayor crisis política del Gobierno de Abdo Benítez, del Partido Colorado.

LA PRUEBA DEL SENADO

González, cuyo reemplazo en la Cancillería es Euclides Acevedo, hasta hoy ministro del Interior, deberá ser refrendado en el cargo, que de momento es interino, por el Senado tras el receso veraniego, en marzo.

No obstante, algunos partidos de la oposición, como el Frente Guasu, el mayor de la izquierda, anunciaron hoy su veto a González.

Al respecto, el parlamentario del Mercosur por esa concertación Ricardo Canese, enmarcó ese nombramiento dentro de la línea de Abdo Benítez de "entrega de los intereses nacionales".

"Firmó el acta secreta de Itaipú el 24 de mayo de 2019 que toda la opinión dijo que era entreguista... (porque) las pérdidas son calculadas en centenares de millones de dólares" para el sector eléctrico paraguayo, refirió Canese a Efe.

Canese, y en la línea que ya avanzó semanas atrás el Frente Guasu, dijo que esa "política de entrega" es merecedora de un juicio político al mandatario, aunque se mostró escéptico ante la fuerza parlamentaria del oficialismo.

ABDO BENÍTEZ PIDE VOTO DE CONFIANZA

Ante el vendaval de criticas al nombramiento de González, Abdo Benítez compareció hoy ante los medios para pedir un voto de confianza al nuevo director por su país de Itaipú, al tiempo que solicitó al Senado que trate con objetividad la aprobación que solicitará el Ejecutivo.

"Que todos los partidos hagan sus propuestas por escrito para escuchar a todos, para elaborar un itinerario donde sean escuchadas y atendidas todas las visiones", dijo el presidente, en una alocución sin admisión de preguntas de los medios.

Asimismo, valoró el papel que le tocará desempeñar a Euclides Acevedo como nuevo responsable de la Cancillería, dentro de un Gobierno que sostiene que esas negociaciones con Brasil previstas para 2023 son una "causa nacional".

"CAMBIOS COSMETICOS"

Los últimos cambios de Abdo Benítez en su Gobierno han sido señalados como meras rotaciones por analistas y desde las redes se critica que no haya intervenido en ministerios más cuestionados.

Entre ellos el de Obras Públicas y Comunicaciones, tras las denuncias de favorecer con licitaciones a una misma empresa y de acuerdo a las relaciones políticas y familiares de esos licitadores con personas próximas al Gobierno.

Los escándalos de corrupción también están relacionados con la pandemia, que estallaron con las primeras compras de insumos y equipos médicos, que derivaron en irregularidades que provocaron la dimisión de varios altos cargos.

(c) Agencia EFE