Los rostros de algunas famosas que están irreconocibles

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 30 (EL UNIVERSAL).- El estar en un ambiente donde la apariencia es todo, no es algo sencillo para muchas artistas que han decidido recurrir al bisturí para prolongar lo más que puedan su juventud, algunas con muy buenos resultados pero otras han terminado con una apariencia muy distinta a la de sus inicios.

"A mí me gusta lo que veo, la gente que quiera vivir en la Lis de antes, pues los invito a que sigan ahí en el pasado. Esa persona no existe, ni internamente, ni externamente", es lo que respondió recientemente Lis Vega a las críticas, después de que volviera a México para participar en la competencia de baile Las estrellas bailan en hoy, pero lo que más llamó la atención fue su sorprendente cambio físico que hace no se parezca en nada a la actriz de antaño, desde el relleno que se hizo en los labios, que asegura fue por disimular las nueve puntadas que le hicieron en el labio inferior, cuando se cayó en un teatro y se rompió la boca, hasta su figura voluptuosa.

Nicole Kidman

En Hollywood sus estrellas no se quedan atrás, algunos de los rostros más bellos de la pantalla grande han pasado por una metamorfosis que no siempre es la mejor, como es el caso de Nicole Kidman quien era dueña de un angelical rostro, que lució extraordinariamente en filmes como "Moulin Rouge!" y "Los otros" (2001), pero en 2018 durante su paso por la alfombra roja del Festival de Cine de Toronto, sus facciones llamaron mucho la atención porque tenía pomulos muy pronuncidos, unos labios más gruesos de lo normal y sin una sola arruga, aunque unos meses después dijo que se arrepentía de usar bótox porque le había quitado expresión, pero al parecer siguió con su práctica.

"Lo del bótox fue un error, fruto de la presión y del deseo de lucir mejor, algo que les pasa a muchas actrices de Hollywood. Puedo decir que no he vuelto a usarlo y lo que ves ahora es fruto de una vida sana, de alejarme del humo del tabaco y de dormir todas las horas que puedo, nada de cirugía", declaró la actriz en una entrevista.

Reneé Zellweger

Reneé Zellweger conquistó al mundo con su interpretación de Bridget Jones, una mujer inglesa, soltera y con un rostro regordete y encantador, pero en la vida real esta actriz prefirió una cara afilada, sin arrugas y sin grandes mejillas, la cual lució por primera vez en 2014 causando un shock entre sus seguidores porque parecía una persona totalmente distinta, ella argumentó que se debía a un cambio de vida, ahora se alimentaba mejor y descansaba; dos años después publicó una carta en el Huffington Post que decía:

"No es que le importe a nadie, pero decidí cambiar mi cara y operarme los ojos. Este hecho no es relevante para nadie, pero que la mera posibilidad fuera discutida por los periodistas serios y se convirtiera en tema de conversación generalizada, es una desconcertante ilustración de la confusión entre noticias/entretenimiento y la fijación social por lo físico".

Lucía Méndez

Era poseedora de uno de los rostros más bellos de las décadas de los 70 y 80, que la llevó a ser protagonista de grandes melodramas como "Viviana" (1978), "Colorina" (1980), "Tú o nadie" (1985), "Amor de nadie" (1990), por mencionar algunas; pero con el paso del tiempo ese rostro ha ido cambiando y sus detractores, fans y la prensa de espectáculos ha señalado esa transformación, aunque ella asegura que nunca se ha hecho gran cosa en su cara.

"Es mentira, o sea, tú no puedes estarte cirujeando a cada rato, porque se te notaría totalmente, y creo que de alguna forma pues me ven, y pues casi siempre me ven tal cual, no te digo que no me pongo mi bótox, no te digo que no tengo mis tratamientos con aparatología, pero es mentira que yo cada rato he estado operándome o en el quirófano", expresó Lucá Méndez en diciembre del año pasado en una entrevista.

Carmen Campuzano

En la década de los 90 Carmen Campuzano se encontraba en la cima de su carrera, no sólo era una de las mujeres más bellas de México, también era considerada como la primer supermodelo mexicana, debido a que ya se movía en las altas esferas de la moda y fue portada la revista Vogue en tres ocasiones, pero su caída comenzó a principios de la década de los 2 mil, cuando comenzó un romance con el actor Andrés García, fue en esta etapa en la que asegura contrajo una bacteria, leptospirosis la cual afecta la piel provocando graves infecciones, algo que se complicó debido a sus adicciones, lo que dio como resultado que casi perdiera su nariz, hasta la fecha la también tanatóloga lleva seis intervenciones quirúrgicas, que incluyeron tratamientos celulares e implantes, que poco a poco han ido mejorando su aspecto, aunque su belleza natural ha quedado en el pasado".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.