Así es el rostro del triunfo verde en Francia

Agencia EFE

París, 29 jun (EFE).- El avance de los ecologistas franceses en las municipales de este domingo les ha permitido mostrarse esenciales en las dos principales ciudades del país y conquistar algunas simbólicas, como Lyon, Burdeos o Estrasburgo.

Es una victoria conseguida gracias a candidatos novatos en política que han sabido federar a las fuerzas locales de la izquierda.

- Lyon: Doucet, el triunfo del humanitario

Grégory Doucet, el futuro alcalde de Lyon, nunca había hecho política. Su vida estaba dedicada al asesoramiento humanitario de ONG en Senegal, Níger o Mali. Hasta que un día convenció a un grupo de militantes ecologistas para lanzar el asalto a la tercera ciudad del país, dominada en lo que va de siglo por la sombra de Gérard Collomb, ex socialista reconvertido al "macronismo".

Contra todo pronóstico, Doucet logró crear una dinámica nueva en una urbe próspera, una de las que goza de mejor salud económica en Francia, y acabó por imponerse, a sus 46 años, frente a un centroderecha sumido en luchas fratricidas.

"La ecología no es el enemigo de la economía, es su mejor aliado", asegura este ejecutivo de aspecto desaliñado, que cambiará las campañas contra el ébola por los problemas de una ciudad que se puede convertir en el estandarte de la nueva ola verde, como en su día sirvió de cuna al proyecto socioliberal de Emmanuel Macron.

- Burdeos: Hurmic, la pasión por su ciudad

Pierre Hurmic es un abogado de 64 años que lleva 40 implicado en la sociedad civil de Burdeos, donde se instaló procedente de su natal País Vasco francés y donde ha ejercido como abogado de importantes figuras de la ecología, como el mediático agricultor y exeurodiputado José Bové.

Al frente de una plataforma ciudadana ecléctica, logró la victoria en una ciudad dominada por los conservadores desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

La herencia de Alain Juppé, que recogió el testigo de la Alcaldía en 1995 de otro ex primer ministro, Jacques Alain-Delmás, quedó sepultada por el cansancio electoral y las divisiones internas, que acabaron por abrir la puerta al veterano letrado.

- Estrasburgo: Barseghian, el ecologismo universitario

Jeanne Barseghian desembarcó en Estrasburgo para proseguir sus investigaciones universitarias centradas en la ecología. En 2014 fue elegida concejal de la ciudad que alberga el Parlamento Europeo y llegó a entrar en el equipo de gobierno aliada al socialista Roland Ries.

Pero el proyecto de circunvalación de la ciudad hizo a los ecologistas abandonar el equipo y Berseghian, autora de varios estudios contra el uso de plásticos, emergió como una figura de la oposición.

Vegetariana, muy implicada en la vida social de la ciudad, a sus 39 años se dispone a convertirse en la primera alcaldesa ecologista de la séptima ciudad del país, puente entre Francia y Alemania.

- París: Belliard, el acento ecologista en tierras de Hidalgo

David Belliard apostó por presentarse con etiqueta ecologista a las municipales de París, pese a que durante el último mandato ese partido había formado parte del equipo de Gobierno de la regidora, Anne Hidalgo.

Tras haber logrado el 10 % de los votos en la primera vuelta, firmó un pacto con la alcaldesa socialista que le permitirá volver a formar parte del Ejecutivo municipal de la capital, a condición de poner más el acento en los temas medioambientales.

Conocido militante de la capital, donde llegó para estudiar, y rostro de los colectivos LGTBI, Belliard, de 42 años, tiene asegurado un puesto visible en el nuevo equipo de Hidalgo.

- Marsella: Michèle Rubirola, medicina contra la derecha

Hace un cuarto de siglo que la izquierda trata de arrebatar a los conservadores Marsella, la segunda ciudad del país. Coincidiendo con la jubilación del emblemático alcalde Jean-Claude Gaudin, la militante ecologista Michèle Rubirola se encuentra en posición de poder lograrlo.

Con una amplia victoria en las municipales, esta médico de familia, defensora de ciertas prácticas homeopáticas, que oficia en los barrios más deprimidos de la ciudad, se ha quedado a las puertas de una mayoría absoluta en el Consejo Municipal, que debe ser quien elija al próximo regidor.

A sus 63 años, Rubirola ya puede apuntarse el logro de haber doblegado el brazo de la derecha y de haber puesto sobre la mesa la ecología como acción municipal.

- Tours: Emmanuel Denis, ingeniero y militante asociativo

Emmanuel Denis, que tiene 49 años, lleva muchos combinando su trabajo de ingeniero con su militancia en los movimientos asociativos de Tours, una ciudad de más de 130.000 habitantes que lo eligió como alcalde.

Su compromiso lo situó en el centro de una amplia coalición de izquierdas que se impuso en una ciudad tradicionalmente conservadora del valle del Loira.

- Annecy: François Astorg, un autodidacta en Annecy

François Astorg muestra orgulloso todos los oficios que ha hecho en su vida: repartidor, vendedor en una tienda, monitor deportivo, consultor. Implicado desde 2014 en la vida municipal de Annecy, este parisiense de origen de 58 años se impuso por 27 votos en la segunda vuelta, arrebatando a la derecha la ciudad alpina que gobernaban desde 1953.

- Poitiers: Léonore Moncond'huy, el rostro joven de la ecología

Con apenas 30 años, Léonore Moncond'huy se convertirá en alcaldesa de Poitiers, ciudad gobernada por los socialistas desde hace 43 años.

Diputada regional de Los Verdes, Moncond'huy lleva años implicada en la vida de su ciudad y supo tejer una red de alianzas para conquistar esta localidad de casi 90.000 habitantes.

Luis Miguel Pascual

(c) Agencia EFE