Rossi denunció que Gran Bretaña frena el equipamiento militar de la Argentina

·4  min de lectura
El ministro Agustín Rossi recordó a los héroes de Malvinas y se quejó de las presiones de Gran Bretaña en la compra de equipamiento militar
Daniel Dabove

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, denunció que Gran Bretaña frena todavía hoy, casi 40 años después de la Guerra de Malvinas, los intentos de compra de equipamiento militar que realiza la Argentina . “A veces pienso que para Gran Bretaña la guerra todavía no terminó. Nos frenan compras, nos frenan distintas situaciones”, advirtió Rossi, al encabezar un acto de reconocimiento a los veteranos de la guerra de Malvinas y de homenaje a los caídos, al cumplirse 39 años del fin del conflicto bélico de 1982.

Además de ratificar que la Argentina continuará con los reclamos por la soberanía en los foros internacionales, el ministro advirtió que Gran Bretaña se opuso a la operación iniciada por nuestro país para comprarle aviones supersónicos a Corea del Sur.

Cristina Kirchner, contra los medios y la oposición: “Dejemos la pandemia fuera de la disputa política”

“Nos pasó recientemente con los aviones supersónicos que fabrica Corea: Gran Bretaña se opuso”, dijo Rossi. Lo acompañaban los ministros de Seguridad, Sabina Frederic, y de Cultura, Tristán Bauer; el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Juan Martín Paleo, y los jefes del Ejército, general Agustín Cejas; de la Armada, vicealmirante Julio Guardia, y de la Fuerza Aérea, brigadier Xavier Isaac, además del secretario de Asuntos para Malvinas, Daniel Filmus. El acto se realizó en la explanada del Ministerio de Defensa y se presentaron testimonios de excombatientes.

Al cumplirse 39 años de la finalización de la Guerra de Malvinas, el ministro Agustín Rossi recordó a los 649 caídos y transmitió un reconocimiento a los excombatientes
Daniel Dabove


Al cumplirse 39 años de la finalización de la Guerra de Malvinas, el ministro Agustín Rossi recordó a los 649 caídos y transmitió un reconocimiento a los excombatientes (Daniel Dabove/)

“Tenemos el hecho ignominioso de haber mandado un componente de una corbeta de la Armada Argentina a reparar a Inglaterra. La reparamos, la pagamos, no nos la dejaron traer y, además, tenemos que pagar el alquiler del lugar en donde está depositada ”, reveló el ministro. Añadió, al respecto, que “esto no es la política de Gran Bretaña para todos los países del mundo. Es para con la Argentina”.

Rossi recordó, además, que hace seis años el gobierno argentino quiso participar junto con la Fuerza Aérea de Brasil en la compra de aviones Gripen, pero el intento se frustró por la resistencia británica . “Cuando queremos reequipar a nuestras Fuerzas Armadas y hay cualquier componente de origen inglés, Gran Bretaña se opone”, insistió.

Reclamos diplomáticos

“Nuestra vocación de recuperar Malvinas está en la vía diplomática. En lo que ejercitamos en cada uno de los foros internacionales. Es lo que nos indica la Constitución Nacional, que en la Reforma de 1994 puso la soberanía en Malvinas como jerarquía de nuestro reclamo”, afirmó el ministro Rossi.

Y agregó: “Que el camino sea ese no nos impide a nosotros analizar lo que sucede hoy en Malvinas y lo que ocurre con las acciones que lleva adelante Gran Bretaña respecto de nuestro país en materia de políticas de defensa. No es inocua la acción de Gran Bretaña”, argumentó.

El kirchnerismo rechazó avanzar con el procurador que propuso Alberto Fernández

El ministro de Defensa argentino apuntó a la política británica, al sentenciar: “Haber convertido a Malvinas en un enclave militar, en una isla en la que hay tantos isleños como soldados británicos, y haber mantenido permanente la realización de ejercicios militares claramente ofensivos para nuestro país merece nuestro repudio y nuestra condena y crítica permanentes” .

También analizó la importancia geopolítica y geoestratégica que tiene Malvinas para Gran Bretaña. “No es la autodeterminación de los isleños, no es la pesca, no es la potencialidad de recursos hidrocarburíferos. Todos sabemos que es la importancia que tiene ese enclave militar en el Atlántico Sur, con mirada hacia la Antártida”, puntualizó.

“Soberbia imperial”

El 29 de octubre del año pasado, Rossi acusó a Gran Bretaña de “soberbia imperial” por el freno a la compra de aviones KAI (Korea Aerospace Industries). “Veníamos dialogando con la empresa KAI, coreana, para la compra del avión caza FA 50 para la Fuerza Aérea”, empezó su descargo en Twitter, para completar: “Hoy nos comunican que Gran Bretaña, quien produce 5 componentes del FA 50, prohíbe la venta a nuestro país. Nueva muestra de soberbia imperial”.

Rossi acompañó su posteo con una copia de la carta de KAI (Korea Aerospace Industries) y el hashtag Malvinas Argentinas. La nota de Korea Aerospace Industries dirigida al embajador argentino en Corea, Alfredo Bascou, expresa “el más sincero agradecimiento por su interés y atención en el programa FA 50”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Sin embargo, la empresa asiática aclaró que “como sabrá, la exportación de seis componentes principales producidos por suministros del Reino Unido para FA 50 está sujeta a la aprobación del gobierno del Reino Unido, que tiene un embargo de armas contra Argentina”.

“Lamentamos informarle que el problema de la licencia de exportación del Reino Unido no se ha resuelto hasta la fecha. Aunque KAI aún no encontró una solución, KAI está haciendo un esfuerzo razonable para resolver este problema”, concluyó la carta, firmada por Martin Chun, gerente senior y jefe del Departamento de Estrategia de Negocios Internacionales de la empresa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.