Rosquillas de naranja y armadillos de piloncillo, delicias de SLP

SAN LUIS POTOSÍ, SLP., enero 14 (EL UNIVERSAL).- En leña de mezquite, con un horno de piedra y bajo un proceso artesanal, doña María del Socorro de la Fuente Guzmán prepara galletas y armadillos horneados de naranja y piloncillo.

A tan sólo 40 minutos de la capital de San Luis Potosí se encuentra Armadillo de los Infante, pueblo considerado la cuna de la imprenta en México, y donde doña Coco hornea una rosquilla que contiene ralladura de naranja natural proveniente de Huichihuayán, municipio huasteco productor de este insumo.

Son alrededor de 12 horas de trabajo para la preparación de rosquillas de naranja y armadillos de piloncillo, pan que también se elabora de manera artesanal de dos a tres veces por semana.

Doña Socorro se apoya de su nuera con quien juntas llegan producir 13 kilos de galletas y pan en un día de trabajo.

El armadillo es preparado con masa de maíz y piloncillo, además se le imprime y da forma de la figura representativa del municipio.

También hacen otras galletas llamadas "regañadas" que son un poco más doradas, pero conservan un característico sabor y aroma a naranja, la bolsa la ofrecen en 40 pesos, el cuarto de kilo de rosquilla es de 45 pesos y el armadillo de piloncillo es de 6 pesos la pieza.

Toda la galleta y pan se colocan en láminas de latón que antes conservaron até de membrillo. El horneado "es al tanteo de la experiencia" de tantos años que lleva realizando doña Coco este tipo de panadería.

Quienes busquen probar estas deliciosas galletas de naranja recién horneadas, hechas de manera artesanal en un horno con leña, pueden encontrar este lugar en la calle Santa Isabel, sobre la acera del templo Purísima Concepción, justo frente a la casa-museo de la imprenta que alberga el municipio.