Rosita Quintana, una argentina muy mexicana

·5  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 23 (EL UNIVERSAL).- Rosita Quintana nació en Argentina el 16 de julio de 1925, pero años después su talento la trajo a México, donde realizó más de 20 películas junto a otros grandes de la época de oro del cine mexicano: Tin Tan, Luis Aguilar, Pedro Infante, entre muchos otros.

Aunque a inicios de su carrera en Argentina su fuerte era el tango, bastó con llegar al país para abrazar la música ranchera, darle voz. Fue su abuelita Carmen la que la introdujo al tango, pues ella era cantante y guitarrista de este género. Así comenzó a trabajar en teatros de Buenos Aires hasta que una vez, en 1947, el actor mexicano Jorge Negrete, que andaba de gira de trabajo por allá, la vio y escuchó cantar y la invitó a viajar a México para debutar en "El Patio", un centro nocturno de los más famosos durante la década de los 40.

En cuanto llegó, quedó prendida por el país y no pasó mucho tiempo para que se nacionalizara mexicana, tan sólo un par de años después.

Ya en México, se desarrolló en el cine, la música, la televisión y el teatro. Sus primeras películas en nuestro país fueron "La Santa del Barrio".

Junto a Germán Valdés "Tin Tan", Rosita protagonizó "Calabacitas Tiernas" en 1948, donde el actor interpreta a un hombre en bancarrota que se hace pasar por un millonario, y se enamora de la empleada de una casa de adinerados: Rosita Quintana. Sin embargo, pone a pelear a todas las mujeres por su amor.

En 1952 hizo "Susana", una película en la que interpretaba a una mujer que, tras escaparse de un reformatorio, seduce a todos los hombres de una hacienda. Entre el elenco se encontraba Fernando Soler, y el guión y dirección corrió a cargo de Luis Buñuel.

La película comienza con escenas tremendamente fuertes en las que Rosita Quintana dice "Dios mío, tú me creaste como soy, como los alacranes, como las ratas, dios de las cárceles, ten piedad de mí, echa abajo las rejas, las paredes, quiero salir al aire, al sol, tengo tanto derecho como si fuera una víbora, o esa araña". Para su sorpresa, la reja del lugar en el que la habían metido estaba floja, y es así como escapa.

También incursionó en el cine musical con películas como "A los cuatro vientos", de 1987, que Rosita Quintana protagonizó junto a Joaquín Pardavé y Miguel Aceves Mejía. En esta película, Rosita demuestra una vez más, su enorme talento cantando.

Junto a figuras como Pedro Infante, Quintana hizo filmes tremendamente exitosos como "El Mil Amores" en 1954, donde actuaron junto a Joaquín Pardavé. En esta canción, Rosita y Pedro cantan "Tres Consejos".

Junto a otro galán de la Época de Oro del Cine mexicano, Rosita protagonizó la película "Me gustan valentones" a lado de Luis Aguilar, Eulalio González "Piporro" y Andrés Soler, en donde la actriz interpreta a una mujer harta del asedio de los hombres y se casa con un hombre que considera, pondrá un alto a toda esta situación. Esta película es de 1959.

Rosita Quintana y las telenovelas

En el ámbito de las telenovelas, Rosita, con su porte y elegancia características, dio vida a varias telenovelas en México, entre ellas "Abrázame muy fuerte". En una de las escenas, aparecen la recientemente fallecida Lilia Aragón y Rosita, quienes dan vida a Efigenia de la Cruz y Ferreira y a Eduviges de la Cruz y Ferreira, dos hermanas que luchan por el amor de Fernando Joaquín (René Casados), por lo que dan vida a varias escenas en las que, intentando eliminar a la otra hermana, terminan con un toque de humor.

"La Dueña", "La Intrusa", "Así son ellas" y "Peregrina", son otras de sus telenovelas.

Rosita Quitana, una actriz muy musical

En el ámbito musical, Quintana nunca dejó de cantar, y dio voz a discos como "Rosita Quintana", "Música de la película cuando México Canta", "Canciones festivas con Rosita Quintana" y también lanzó "Siempre se vuelve al primer amor", en 1965, un disco en el que vuelve a su raíz: el tango.

Rosita también dio voz a las emblemáticas piezas de Chava Flores, entre ellas "Vámonos al parque, Céfira".

Rosita su vida y el Ariel de Oro

En cuanto a su vida personal, Rosita se casó con Sergio Kogan, gerente de Columbia Pictures en América Latina. Con él tuvo a su hijo Sergio Nicolás, y también fue madre de una hija adoptiva, Paloma Guadalupe.

Su amor por el arte fue tal, que estudió con Seki Sano, llamado "padre del teatro en México", un polémico actor y director de teatro por su forma de enseñar este arte.

En 2016, Rosita Quintana fue condecorada con el Ariel de Oro, un premio entregado por Héctor Bonilla. Un premio entregado a la mejor película o a la trayectoria. Rosita obtuvo el primer Ariel de Oro a su trayectoria. Antes de darle el premio, Bonilla dijo un poco sobre su vida a manera de verso:

"Desde muy joven cantaba sus tangos del arrabal,la expulsaron las monjitas por rebelde e inmoral, debutó a los 15 años en el teatro de revista, vestida en menores paños, bailarina y vocalista, actuando allá la vio un charrola trajo Jorge Negrete, vino a este país bizarro el año 47…"

Este lunes, Rosita Quintana, la argentina más mexicana, falleció tras padecer y estar hospitalizada por un tumor en la tiroides.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.