9 cosas que le pasan por la mente a una señora en un concierto de Rosalía

·8  min de lectura
Rosalía en su concierto en el Auditorio Nacional de México el 14 de agosto. (AP Photo/Eduardo Verdugo)
Rosalía en su concierto en el Auditorio Nacional de México el 14 de agosto. (AP Photo/Eduardo Verdugo)

'Saoko papi Saoko' y 'Chicken Teriyaki' no son nombres o frases que me atraen hacia una canción, aunque suenen en la gran voz de Rosalía. Aunque parezca muy mayor, creo que más que interesantes resultan alarmantes para cualquiera, menos los chicos con el sentido del humor que existe hoy en día.

Por eso, cuando tuve la oportunidad de asistir a uno de sus conciertos en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México lo tomé como una misión educativa. El hecho de que mi hijo de 19 años, que suele poner cara de asco cuando se le habla de la música urbana en español, quisiera acompañarme, me dio refuerzos en el ánimo y el espíritu. Confío en su gusto, así que sabía que no estaría tan mal.

Considerando que puedo recitar los nombres de las novias que menciona en 'Titi me preguntó', mi reticencia con Rosalía pasaba por lo extraño que me parecía su propuesta, no por rechazo a la música favorita de muchos de los jóvenes latinos. De todas formas, decidí suspender -lo más posible- mis preconceptos y emocionada por poder pisar un recinto tan icónico para allá nos fuimos.

Estas fueron algunas de las cosas que me pasaron por la cabeza:

1-. Los fans de Rosalía son MUY INTENSOS

Lo último que me esperaba era ver entre el público chicos y chicas con looks exactos a los de la artista española. Mucho menos pensé que tendrían tatuajes, aretes y chaquetas artesanales con el símbolo de 'Motomami', el disco más reciente de la cantautora. Pero sí, allá llegaron con atuendos y maquillajes sorprendentes, creativos y maravillosos. La pasión y la inspiración que genera Rosalía no tiene comparación, ni siquiera entre los seguidores de Karol G, que no han ido más lejos que aparecerse con las pelucas azules.

Sin embargo, no son solo los mexicanos. En Brasil, donde está actualmente la estrella española, hasta los famosos tienen la Rosalía Fever. En la foto puedes ver a Pabllo Vittar, una de las personas transgénero más famosas del mundo brasileño del espectáculo, que fue vestido de Rosalía al concierto en Sao Paulo.

2.- ¿Dónde está la escenografía?

Urbanos o no, nunca había ido a un espectáculo en el que el escenario estuviese completamente vacío. Mucho menos, totalmente blanco. Tengo que confesar que me dejó pensando en cuantas cosas absurdas usamos para llenar la vida y cuantas distracciones usa la gente para evitar que nos demos cuenta de sus fallas o esquinas oscuras.

En las redes había visto videos del show que presentó en España, donde comenzó el Motomami World Tour, en los que Rosalía estaba acompañada de un grupo de bailarines, todos hombres, pero asumí que la orquesta estaba en una esquina, o algo así. Pero no, la mayor parte del show consiste en la cantautora, sus bailarines y un señor con un armazón que estabiliza una cámara que la sigue casi todo el tiempo.

La cantante española Rosalía durante el primer concierto de su gira mundial Motomami en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México el domingo 14 de agosto de 2022. (Foto AP/Eduardo Verdugo)
La cantante española Rosalía durante el primer concierto de su gira mundial Motomami en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México el domingo 14 de agosto de 2022. (Foto AP/Eduardo Verdugo)

Para una mamá de Generación X es muy difícil imaginar que Rosalía haría todo el concierto sin agregar varias piezas de escenografía que llenaran tanto blanco, pero no lo hizo. Sí que sacó varias piezas como un piano de cola, una guitarra eléctrica y una silla de barbero, entre algunas pocas cosas, pero todas por separado y sin jamás llenar la escena. La verdad es que lo que parecía inicialmente pobre se convirtió en más que suficiente. Ella lo llenó todo.

3.- ¡Qué vozarrón tiene Rosalía!

Con todas las críticas que reciben los artistas urbanos por usar el programa de “autotune” para afinar su voz, es fácil olvidar que algunos de ellos cantan muy bien. Eso sí, NADIE tiene el rango vocal y la afinación de la española. Como prueba les cuento esto: Rosalía cantó unas 20 canciones durante su concierto. Durante tres de ellas, el público dejó de cantar con ella y de grabarla.

La gente prendió la linterna de sus teléfonos dentro del Auditorio Nacional de México. Callados, escuchándola, algunos lloraban, otros recitaban las letras sin emitir sonido. Así de poderosa es la voz de esta artista, logra que chicos que parecen no poder disfrutar de un espectáculo sin estarlo grabando, apaguen sus cámaras para regalarle una noche de estrellas dentro del recinto.

4.- Rosalía le paga la deuda a J Balvin

El primer artista que apoyó a Rosalía fuera de España fue el colombiano J Balvin. 'Con altura' fue la canción que la presentó al público internacional, una colaboración del colombiano y la española que salió en el disco 'Vibras' de Balvin. En deferencia con él, Rosalía incluyó su voz durante su interpretación del tema. Es lo mismo que hizo con Ozuna y nadie más. Ni la de Bad Bunny -'La noche de anoche'-, ni la de The Weeknd -'La Fama'- y mucho menos la de su ex C. Tangana se escuchó durante ese concierto.

5.- No sospechaba que me sabía tantas canciones de Rosalía

Entré al concierto de Rosalía sin ser fan y claro, no puedo decir que canté las dos horas y casi media con ella. Sin embargo, sí que fui capaz de reconocer muchas y hasta cantar enteras. 'Malamente', 'Con altura', 'La fama' y 'Despechá', entre otras, me dejaron hasta un poco ronca. El que varios de sus temas se hayan colado en el inconsciente colectivo de los hispanos y luso parlantes demuestra que es una artista que ha llegado para quedarse.

Pero Rosalía fue más allá, durante su concierto, interpretó temas de otros artistas como 'Gasolina' de Daddy Yankee, en un claro homenaje a uno de los padres del reguetón.

6.- Ver un meme en persona es lo máximo

Durante la primera etapa del Motomami World Tour en España, Rosalía comenzó a hacer un gesto con las manos y la cara, mientras con todo su cuerpo imitaba la expresión que muchos hacemos cuando estamos absolutamente hartos de esperar por alguien.

En el concierto, suele adoptar el movimiento, mientras masca chicle en la canción 'Bizcochito'.

Pronto, fotos de Rosalía haciendo esa expresión se convirtieron en memes.

Me emocioné como una niña cuando la vi repitiendo lo que ya me habían enviado mis hijos cuando me querían decir que basta con los consejos de que se cuidaran, o se portaran bien. Se ha convertido en un chiste entre nosotros y WOW, claro que es poderoso ser parte de la cultura pop, especialmente cuando se supone que uno no se ocupe de esas cosas.

7. ¿Quién es el Dr Simi?

Para mí, que no soy mexicana, fue toda una novedad. La tendencia de lanzar estos muñequitos de peluche al escenario que ha cobrado popularidad en el país me intrigó. A mi hijo y a mí nos tocó investigar: empezó hace un año, nadie sabe bien qué o cómo pasó, pero aquí tienes un pequeño resumen:

8.- En el "alfabeto de Rosalía" la M no solo es de 'Motomami'

Los momentos más emotivos en los conciertos son cuando los artistas hablan con el público de una forma personal y auténtica, no con esos discursos pre-aprendidos, sino cuando es algo que nace en el momento. El show de Rosalía estuvo lleno de esas charlas y debo decir que es una de las cantautoras con menos poses que he visto en mi vida. Conste que mi primer concierto fue uno de Menudo, cuando todavía no había entrado Ricky Martin. Es decir, he ido a muchísimos.

La conversación constante que llevaba con los presentes era eso, una interacción. Para hacerla más emocionante, Rosalía subió al escenario a un grupo de fans que bailaron 'Gasolina' con ella y sus bailarines y hasta bajó para que los de las primeras filas cantaran con ella 'La noche de anoche', con gallos y todo.

Pero los gritos más estruendosos se escucharon cuando la artista recitaba su alfabeto, un segmento hablado que está en el disco 'Motomami'. Sus fans "hueso colorado"se saben el alfabeto de memoria. Va algo así como:

"A de alfa, altura, alien

B de bandida

C de coqueta

D de dinamita

E de expensiva, emperatriz, enigma, enterada

F de Flux Æon

G de guapa

H de hondura

I de inteligencia artificial

J de jineta

M de Motomami "

y al llegar ahí.... Rosalía dijo: "M de México"

Obviamente, el Auditorio Nacional se vino abajo y es que seamos jóvenes o mayores, esa sensación de que alguien a quien admiras te ve, de verdad te ve, sigue siendo fabulosa.

9. Todas podemos ser unas motomamis

Después de ver el show de Rosalía, me quedó claro que una motomami es una persona que tiene control de sí misma y de la forma en la que se relaciona con el mundo. Alguien que no reconoce límites impuestos y que lucha, incluso contra sus propias pre-concepciones. Que se enfrenta al mundo sin corazas, pero sí con casco, porque los golpes, de que vienen vienen y hay que protegerse de una lesión fatal.

Una motomami es alguien dueño de una voz tan poderosa - afinada o no - que no necesita artificios.

Cuando el Motomami World Tour venga a Estados Unidos lo iré a ver de nuevo, ya no prevenida, sino totalmente entregada a la admiración por esta mujer que ha venido a regalarnos su parte, mientras nos invita a que nos cuestionemos. Un regalo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Relata con crudeza su experiencia tras recibir un pinchazo en pleno concierto de Melendi