La nueva rosa creada para recordar al príncipe Felipe en el que hubiera sido su 100 cumpleaños

·2  min de lectura
La Reina recogiendo la rosa.
"Se ve hermosa", dijo la Reina.

Este jueves el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, hubiera cumplido 100 años y para conmemorarlo, la reina Isabel II recibió un regalo creado expresamente para la ocasión: una rosa.

Ideada por la firma Harkness Roses, de larga tradición en Reino Unido, es de un tono rosa intenso, moteada con finas líneas blancas y tiene más pétalos que las variedades comunes, por lo que es lo que en botánica se denomina flor doble.

La planta, que se espera crezca hasta alcanzar los 70 centímetros de altura, fue entregada a la monarca por el presidente de la Royal Horticultural Society (RHS), Keith Weed.

La Rosa del Duque de Edimburgo
Es un homenaje, pero tiene objetivos benéficos.

La reina agradeció el detalle y al recibirla declaró que la flor "se ve hermosa" y que es un tributo "muy amable" al hombre con quien estuvo casada 73 años. El príncipe Felipe murió en abril a los 99 años, a apenas nueve semanas de cumplir los 100.

Por cada rosa vendida, la firma donará 2,50 libras esterlinas (US$3,5) al Fondo del Legado Vivo del Premio del Duque de Edimburgo, con el que se espera poder ayudar a un millón de jóvenes de todos los orígenes y circunstancias a acceder al programa de becas creado en 1956.

"Es una rosa conmemorativa de todas las cosas maravillosas que hizo durante su vida y para que todos recuerden lo que hizo", dijo Weed.

"La devoción del duque por concienciar al público sobre la importancia de conservar la naturaleza deja un legado duradero", añadió.

"Ahora mismo, con la primavera tan fría que hemos tenido, la naturaleza va un poco retrasada y [la rosa] no se ve tan hermosa, pero así es como lucirá'' pronto, dijo señalando a la imagen que venía con la maceta.

La Reina en el lugar donde fue plantada la rosa.
Fue plantada en un lugar muy especial.

Ahora la Rosa del Duque de Edimburgo ocupará un lugar especial en el castillo de Windsor, donde fue plantada la semana pasada.

Crecerá en el East Terrace Garden, un lugar que tuvo un significado particular para el Príncipe Felipe, que ayudó a rediseñar el jardín y encargó la instalación de una fuente de loto de bronce en el sitio.

El lugar también es particularmente conmovedor para la reina, ya que ambos pasaron mucho tiempo juntos en Windsor en los últimos meses del duque.

Hace solo un año, la monarca y el duque fueron fotografiados juntos en el Cuadrilátero del castillo de Windsor con motivo, entonces, del 99 cumpleaños del príncipe.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.