El misterio de Ronaldo en Francia 98 que terminó ante los tribunales

1998 Soccer World Cup. France vs. Brazil. The Final. Brazilian player Ronaldo. | Location: Saint Denis, France.
Ronaldo, desolado tras perder la final de Francia 98. Foto: Getty Images.

Ronaldo Nazario llegó al Mundial de Francia con dos objetivos. El primero era ganarlo. Si bien formaba parte del combinado que ganó la edición de 1994, no había podido disputar ningún minuto. El segundo era confirmar lo que todos, incluido él, esperábamos que pasara: su certificación como el mejor futbolista del mundo. Lo era, sí, pero qué mejor manera de demostrarlo que llevando a Brasil hacia el Pentacampeonato. No cumplió ninguno.

Brasil no tuvo problemas en su camino hacia la final. En la fase de grupos le ganó 2 a 1 Escocia y 3 a 0 a Marruecos, y perdió 2 a 1 contra Noruega un partido al que llegaba con el primer puesto del grupo asegurado. En octavos de final le ganó 4 a 1 a Chile, en cuartos 3 a 2 a Dinamarca (en el que probablemente haya sido el mejor encuentro de aquella Copa del Mundo) y en semifinales empató 1 a 1 contra Países Bajos, todavía Holanda para los futboleros, y se clasificó por penales a la final. La Francia de Zinedine Zidane, Youri Djorkaeff, Laurent Blanc y Liliam Thuram era el rival a vencer en el partido decisivo, a disputarse en Saint-Denis.

El Mundial de Ronaldo, hasta ese momento, había sido bueno pero no brillante. Había jugado todos los partidos y convertido 4 goles, pero no había mostrado del todo la superioridad física y técnica que lo caracterizaba por aquel entonces. Aún así, le hubiese servido para coronarse como el nuevo e indiscutible Rey del Fútbol en el caso de ganar la Copa del Mundo. El día anterior a la final sucedió algo que a día de hoy sigue constituyendo uno de los grandes misterios de la historia de los Mundiales. Francia ganó 3 a 0 con un Zinedine Zidane en plan estelar y se proclamó campeona del mundo por primera vez en su historia y Ronaldo, sin ser el responsable de la derrota, pasó completamente desapercibido. O casi. Tuvo una ocasión relativamente clara pero la desaprovechó rematando al cuerpo de Fabian Barthez, con quien también chocó y quedó golpeado un lance de juego. La imagen del brasileño, totalmente desolado tras la finalización del encuentro, todavía permanece en las retinas de los futboleros.

Brazil's Ronaldo, with his Nike boots, looks dejected after losing to France in the final.  (Photo by Peter Robinson/EMPICS via Getty Images)
Ronaldo Nazario abatido tras perder la final, en una imagen icónica con las botas colgadas al cuello. Foto: Peter Robinson/EMPICS via Getty Images.

¿Qué fue lo que sucedió el día anterior a la final? Según la versión oficial, Ronaldo descansaba en su habitación cuando de repente comenzó a sufrir convulsiones. Roberto Carlos, que se encontraba con él, llamó a los médicos. Estos lo revisaron y lo trasladaron a una clínica para que lo revisen y se le realicen estudios. Mario Lobo Zagallo, entrenador del combinado brasileño, decidió sacarlo del equipo titular y colocar en su lugar a Edmundo. Así, la alineación titular que se entregó a la prensa en la previa de la final incluía al Animal y no al Fenómeno como delantero titular. Sin embargo, a una hora del comienzo del encuentro Ronaldo se habría acercado a Zagallo y le habría pedido ser de la partida: "Me encuentro bien, no tengo nada. Quiero jugar'". Los médicos no se lo impidieron para no ser señalados en el caso de derrota y Zagallo, en la que seguramente fue la peor de todas las decisiones que tomó en su carrera, lo colocó en el equipo titular.

12 July 1998 - FIFA World Cup - Final - Stade de France - Brazil v France - The Brazil team lines up before the match. (L-R: Ronaldo, Leonardo, Claudio Taffarel, Roberto Carlos, Cesar Sampaio, Rivaldo, Aldair, Cafu, Bebeto, Junior Baniano, Dunga.) - (photo by Mark Leech/Offside/Getty Images)
La alineación titular de Brasil en la final de Francia 1998. Foto: Mark Leech/Offside/Getty Images

La derrota de Brasil suscitó todo tipo de teorías sobre lo sucedido con Ronaldo. Convulsiones, un ataque epiléptico, sonambulismo, estrés, miedo, la presión ejercida sobre él... todos tenían su propia teoría. Y no solo eso. También se teorizó sobre los motivos de su inclusión entre los titulares. ¿Ronaldo se encontraba en forma y simplemente no le salieron las cosas? ¿Nike obligó a la Confederación Brasileña de Fútbol a incluirlo? ¿Nike obligó a Ronaldo a jugar? ¿Acaso fue la FIFA? La revista El Gráfico llegó a sugerir que Ronaldo pudo haber muerto en el terreno de juego. Como fuere, el asunto terminó en la justicia brasileña, que creó una comisión investigadora para aclarar lo sucedido. No lo consiguieron. Ni siquiera el propio Ronaldo sabe lo que le sucedió: "Decidí descansar un poco después del almuerzo y lo último que recuerdo es que me iba a acostar. Me fui a la cama, después tuve una convulsión y, cuando me desperté, estaba rodeado otros jugadores y por el doctor".

Afortunadamente, el fútbol da revancha. Como la vida. Cuatro años después, en el Mundial de Corea y Japón y después de haber superado dos lesiones que truncaron su progresión y le impidieron desarrollado el fútbol que tenía, Ronaldo se certificó como el mejor futbolista del mundo y uno de los mejores de la historia llevando a Brasil hacia el Pentacampeonato. Tarde, pero seguro.

Vídeo | Catar 2022: Mané se pierde el Mundial