Ronaldinho, una semana arrestado en Paraguay mientras sigue el cerco a una empresaria

Asunción, 13 mar (EFE).- La Fiscalía allanó este viernes una lujosa vivienda en Asunción propiedad de Dalia López, la empresaria prófuga que trajo a Paraguay a Ronaldinho Gaúcho y a su hermano, encarcelados desde hace una semana por ingresar con pasaportes falsos en el país sudamericano.

El Ministerio Público señaló esta semana a López como supuesta cabeza de una red dedicada a "facilitar la elaboración y utilización de documentos de identidad y pasaportes de contenido falso".

Ello dentro de la investigación abierta tras el ingreso de Ronaldinho y Roberto de Assis Moreira el 4 de marzo a Paraguay, a través del aeropuerto internacional de Asunción.

López era la presidenta de la Fundación Fraternidad Angelical, que al día siguiente iba a presentar un programa de atención sanitaria gratuita a niños y niñas de Paraguay, que iba a ser apoyado por el exinternacional brasileño.

Agentes fiscales, junto a personal de la Policía Nacional, procedieron al registro esta mañana de dos propiedades de López, una de ellas en el exclusivo barrio asunceno de Carmelitas.

En ese procedimiento se incautaron equipos electrónicos y gran cantidad de documentación que darían más luz a la investigación, según declaró a los periodistas Federico Delfino, uno de los fiscales del caso.

La vivienda, en la que también se encontraron varios balones de fútbol con el rostro de Ronaldinho, podría haber también servido como oficina de la empresa de López, supuestamente dedicada a organizar fletes aéreos.

López está declarada en rebeldía e imputada por un presunto delito de producción y uso de documentos públicos de contenido falso.

Días atrás, el Ejecutivo paraguayo eliminó la personería jurídica de la fundación de López a la que iba a promocionar Ronaldinho con su presencia.

La Fiscalía apunta a que López fue la encargada de tramitar los documentos falsos utilizados por los dos hermanos, que les habría entregado en Brasil, semanas antes de que estos tomaran el vuelo a Asunción.

Sin embargo, sus abogados mantienen que López encargó la tramitación de esos documentos a unos gestores privados en el Departamento de Identificaciones, de la Policía Nacional, y que no es responsable de las falsificaciones resultantes.

Hasta el momento hay 14 imputados por el caso, que además de a funcionarios del Departamento de Identificaciones salpica a la Dirección de Migraciones y a la autoridad del aeropuerto internacional de Asunción.

UNA SEMANA ENCARCELADO

Ronaldinho y su hermano cumplirán esta noche su séptima jornada de internamiento en la Agrupación Especializada, una sede policial que funciona como prisión y en la que ha recibido la visitas de varios futbolistas paraguayos retirados.

El exinternacional Nelson Cuevas, un trotamundos del fútbol, con paradas en México (Puebla) o en España (Albacete), dijo a Efe que Ronaldinho mantiene la misma actividad que el resto de los internos y que le vio "bien".

"Él tiene derecho a salir a caminar, está compartiendo con todas las personas ahí adentro.En eso no tiene problemas (...) Estuvimos hablando un rato, en líneas generales está bien, pero hay que pelearla ante una situación tan difícil", dijo Cuevas.

Los dos hermanos están imputados por un presunto delito de uso de documentos públicos de contenido falso, con expectativa de pena de hasta cinco años de cárcel.

Sus abogados presentaron este jueves un documento de apelación a la prisión preventiva ratificada el martes por un juez paraguayo, que se opuso a la solicitud de una libertad ambulatoria, o de un arresto domiciliario, alegando peligro de fuga.

El recurso de apelación hace constar que "no se dan los presupuestos legales" para que los dos hermanos sigan en prisión y exigen revocar la resolución penal por "arbitraria, ilegítima e infundada".

La defensa del exjugador sostiene que esos documentos fueron un regalo al que no dieron mayor importancia los dos hermanos.

Ambos estaban interesados en establecer negocios en Paraguay, según sus abogados.

(c) Agencia EFE