Romper roca de 120 toneladas; así rescataron cuerpos de Paola y Dilan

·2  min de lectura

TLALNEPANTLA, Méx., septiembre 22 (EL UNIVERSAL).- La ruptura de una roca que quedó encima de la casa de Paola, permitió el rescate de los cuerpos tanto de la joven de 22 años como de su pequeño hijo Dilan, quienes permanecieron atrapados 11 días, justo en la misma zona donde rescatistas encontraron días antes sin vida a su otra hija, la pequeña Mía Mayrin.

La tarde del 21 de septiembre a las 18:58, luego de una intensa granizada, ingenieros de ICA, expertos en demoliciones decidieron iniciar la ruptura de la roca identificada como "R-3", de más de 120 toneladas bajo la cual sabían que estaban los cuerpos de Paola y Dilan.

Luego de que el 10 de septiembre se registró el derrumbe de taludes del Cerro del Chiquihuite, que destruyó cuatro casas y terminó con la vida de cuatro personas, Paola y sus hijos Dilan y Mía Mayrin Mendoza Campos, así como Mariana Martínez Rodríguez, una joven estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y dejó lesiones a su hermana quien fue rescatada con vida.

Por 11 días la "R-3" como fue marcada la pesada roca, dificultó el rescate de los cuerpos de Paola y de Dilan, por lo que expertos en demolición, estructuras y en riesgo de deslizamientos, monitorearon y trabajaron en la zona, a la par que cuerpos de rescatistas.

"El que no arriesga no gana" afirmó uno de los ingenieros, quien pese a que estaba a punto de anochecer y de que acababa de caer una tormenta, dio la orden de ingreso a la zona del derrumbe de un martillo hidráulico, operado con una retroexcavadora que martilló por 18 minutos la pesada roca "R-3", hasta partirla en dos.

Al romper la roca de inmediato ingresaron rescatistas de Protección Civil estatal y de Tlalnepantla, así como del SUEM (servicio de Urgencias del Estado de México), quienes se arrastraron hacia el hoyo donde sabían que estaban los cuerpos y tras una búsqueda y rescate de casi dos horas, cerca de las 20:45 horas ubicaron y sacaron de entre la tierra y piedras los cuerpos de Paola y al pequeño Dilan, quienes tras ser trasladados a instalaciones de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, fueron entregados a su familia, tras 11 días de angustia contenida.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.