Rompen modelo tradicional para cultivar interés por la ciencia

·3  min de lectura

JUCHITÁN, Oax., mayo 1 (EL UNIVERSAL).- Camila López Santiago es una niña de 11 años del quinto grado del primario Fray Mauricio López de Ixtepec, que junto con sus compañeros desarrolla, desde marzo, un proyecto sobre productividad de los ejotes. Durante este tiempo, plantaron los ejemplares y los sometieron a distintos escenarios para demostrar que las mejores plantas se desarrollan bajo ciertas condiciones de luz, nutrientes, agua y humedad.

Camila y sus compañeros aprendieron a usar, en cinco semanas, herramientas como luxómetro e hidrómetro, a crear bitácoras donde registraban el desarrollo de sus plantas y aplicar nutrientes naturales y químicos para distinguir el desarrollo en costo y tiempo.

"Me emociona ver crecer los ejotes. Aunque en mi salón otros eligieron chiles y rábanos, pero todos aprendimos que algunas plantas necesitan más luz del sol para crecer y otras, la sombra. Por ejemplo, los ejotes requieren más sombra y los chiles más sol. Ahora iré a presentar el proyecto a Colombia en donde explicaré cómo lo desarrollamos y sus resultados", comenta Camila.

Ella es una de los 132 alumnos que reciben los talleres del proyecto Desarrollo de las competencias fundamentales en la educación básica a través de la investigación, el modelo Steam y la transformación de la práctica docente, que un grupo de profesores aplica en escuelas públicas de nivel básico de Ixtepec y que busca dejar de lado las prácticas educativas tradicionales.

Los profesores Mario Santiago, Marciano Augusto Santiago, Sandy Carrera, Elizabeth López, Daniel Gallardo Pérez, Eder Antonio Espejel, Alejandro Cruz López y Luis Fernando Santiago forman parte del colectivo denominado Encuentro Internacional de Ciencia, Tecnología Innovación, que desde el 2019 arrancó con el proyecto en escuelas de Oaxaca y del sur de Veracruz que forman parte del llamado Corredor del Istmo de Tehuantepec.

El profesor Mario Santiago tiene claro que los niños deben desarrollar habilidades en la escuela y el conocimiento es consecuencia de éstas, por lo que, junto con profesores de Oaxaca, Veracruz y Puebla, desarrollan el ambicioso proyecto para que estudiantes y profesores se involucren en actividades de investigación, priorizando el pensamiento, la comunicación y la convivencia.

La primaria Fray Mauricio López, el preescolar Club de Leones y la secundaria Belisario Domínguez, todos de Ixtepec, son los planteles donde se está aplicando el proyecto. Actualmente es durante un trimestre, de lunes a viernes, una hora por grupo escolar.

En Oaxaca, las primeras beneficiadas fueron tres escuelas en la comunidad de Chivela, perteneciente a Ixtaltepec, y para cerrar el año, el proyecto se aplicará en tres más en el municipio de Tehuantepec.

"Buscamos cambiar la forma de enseñanza tradicional por una propuesta dinámica, donde se privilegia la investigación y el trabajo en equipo. Buscamos que los niños aprendan a razonar y no a aprenderse cosas de memoria. Hemos tenido buena participación. Somos un equipo que amamos las ciencias y que busca crear generaciones de niños más hábiles y competitivos", explica Mario Santiago.

El proyecto no recibe apoyo institucional, sólo de algunos empresarios de la región, lo que ayuda a que adquieran el material que utilizan en las clases, por eso idearon vender el material didáctico que creó el profesor Marciano Augusto Santiago, Divertiquímica, para que las ganancias se apliquen al proyecto, ya que buscan abarcar más escuelas tanto del sur de Veracruz como de Oaxaca.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.