Rommel Pacheco, se clava en el agua y en la televisión

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 5 (EL UNIVERSAL).- "Ya, dejo los clavados y me voy a las telenovelas", bromea Rommel Pacheco del otro lado de la línea telefónica. El clavadista fue uno de los eliminados el domingo pasado en el programa "¿Quién es la máscara?", pero no es el único de televisión en el que ha participado, pues también ha sido parte de "Mira Quién Baila" y hasta del proyecto "Aprende en casa", donde ha colaborado con cápsulas para motivar a chicos y grandes a hacer pequeñas rutinas de ejercicio.

"La verdad es que siempre el poder participar en este tipo de proyectos y de cosas me gusta porque es una ventana más para la gente, para que vean lo que estoy haciendo, eso me permite motivar a muchos niños y niñas a hacer deporte, se dan cuenta que soy clavadista y se interesan", dijo a EL UNIVERSAL.

Pese a que quería quedarse más tiempo en la competencia, el medallista se divirtió mucho en el escenario del programa dominical, y dice, hasta tomó clases de canto, "para no romperle los tímpanos al público", lo que sí es que el disfraz suele ser muy tormentoso.

"Para qué te miento, no podía respirar, yo tengo bastante condición física obviamente por el deporte, pero la verdad es que disfruto muchísimo el poder estar bailando, cantando, pero la máscara te da poca visibilidad, terminaba el show y en lo que los investigadores preguntaban a mí se me iba el oxígeno, el aire y la voz, tardaba en contestar porque no tenía aire", compartió.

Sin embargo, pese a las dificultades y a que eso del canto y los escenarios no es lo suyo, él dice que participó dando lo mejor de sí. También habló de su experiencia en las cápsulas del programa Aprende en casa.

"Súper contento, veo que la gente lo ha aceptado con buenos ojos, también los papás, los abuelitos que están con ellos; me han etiquetado en muchos videos o fotos de toda la familia haciendo la rutina, me ha gustado que me etiqueten y me digan: gracias, esta rutina la he hecho y me he puesto a dieta, he bajado diez kilos, cinco kilos, y yo siento que wow, qué bueno que tenga un impacto positivo en la sociedad".