Rolls-Royce vende el 100% de ITP a un consorcio entre Bain, Sapa y JB Capital

·4  min de lectura

Madrid, 27 sep (EFE).- Rolls-Royce venderá por 1.700 millones de euros a un consorcio liderado por Bain Capital, e integrado por Sapa y JB Capital, el 100 % de ITP Aero, tras un acuerdo que pasa por el mantenimiento del empleo y la sede social y financiera en Euskadi, entre otras condiciones.

Este pacto, que ha sido anunciado por sendos comunicados de Rolls-Royce y Bain Capital, se ha cerrado este lunes cuando expiraba el plazo que se habían dado con el Gobierno central y autonómico vasco para cerrar un acuerdo de compraventa satisfactorio para las partes.

A partir de ahora, el fondo estadounidense Bain Capital se ha comprometido a continuar "los esfuerzos" para completar el consorcio español, hasta que sume el 30 % del capital.

De hecho, el Gobierno vasco ha firmado un principio de acuerdo con el fondo comprador de ITP Aero para estudiar su próxima entrada en el accionariado de esa compañía aeronáutica, que se seguirá negociando en los próximos meses y que podría traducirse en una entrada con una participación cercana al 4 %, según la consejera de Desarrollo Económico del Gobierno vasco, Arantxa Tapia.

El fondo estadounidense se ha comprometido a mantener las capacidades industriales y los activos asociados a la seguridad del Estado en territorio español, además de a mantener el centro de decisión, la capacidad industrial, la capacidad tecnológica y el domicilio social y fiscal de ITP en el País Vasco.

Asimismo, pondrá en marcha un proyecto industrial, orientado a garantizar tanto la estabilidad de la compañía como un fuerte crecimiento orgánico del negocio, ha afirmado.

ITP Aero será una empresa independiente dirigida por el consejero director general actual, Carlos Alzola, con sede en Zamudio (Bizkaia), según Rolls-Royce. De momento, no ha trascendido si su presidente, Josep Piqué, seguirá en el puesto.

Bain Capital se ha limitado a decir que nombrará a un presidente no ejecutivo y al consejero delegado, ambos de nacionalidad y residencia española con habilitación de seguridad nacional.

CIERRE DE LA TRANSACCIÓN PARA 2022

La transacción ha sido aprobada por el Consejo de Administración de Rolls-Royce y los miembros del consorcio, y está sujeta a ciertas condiciones de cierre -previsto para la primera mitad de 2022-, incluidas las autorizaciones reglamentarias habituales.

Rolls-Royce se ha comprometido a continuar siendo cliente de ITP durante los próximos 30 años, según la consejera vasca.

Tras este acuerdo, y teniendo en cuenta que se trata de una empresa estratégica para el país, el Ministerio de Defensa y la Junta de Inversiones Exteriores (Jinvex) del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo iniciarán los trámites para su autorización conforme a la legalidad vigente, según ha anunciado el Gobierno español.

El pacto se ha producido tras unas negociaciones que se han llevado con absoluta discreción, pero que han sido complicadas, según reconocieron durante las mismas varias fuentes a EFE.

Rolls-Royce, el consorcio liderado por Bain Capital e ITP Aero están "satisfechos" con las conversaciones mantenidas con los gobiernos español y vasco durante todo el proceso negociador en esta transacción, según Rolls-Royce.

Esta venta es clave en el programa de desinversiones que Rolls-Royce anunció en agosto de 2020 para obtener ingresos de al menos 2.000 millones de libras (2.342 millones de euros al cambio).

La compañía británica ingresará con esta venta unos 1.700 millones de euros en efectivo. La venta propuesta le da a ITP Aero un valor de empresa de alrededor de 1.800 millones de euros.

NEGOCIACIONES DESDE AGOSTO

A primeros de agosto, Rolls-Royce inició las negociaciones en exclusiva con Bain Capital, uno de los dos fondos que había preseleccionado tras recibir varias ofertas por ITP. El otro fondo que resultó preseleccionado fue Cinven.

Esta misma semana, Cinven había comunicado a los Gobiernos español y vasco su intención de adaptar su oferta en el caso de que no prosperara la venta con Bain, según pudo saber EFE por fuentes del Consorcio liderado por Cinven.

Entre los posibles socios que se sopesaron para la operación con Bain, se encontraba la empresa Sener, precisamente la compañía que fundó junto a Rolls-Royce ITP Aero en 1989.

La semana pasada trascendió que las conversaciones entre Bain y Sener estaban siendo difíciles y que Bain Capital había abierto la negociación a otros socios industriales, según avanzó EFE.

Una de las empresas que sopesó inicialmente comprar ITP Aero fue Indra aunque finalmente -al menos hasta ahora- no entró en la operación.

Sener, que había fundado en 1989 ITP con Rolls-Royce, vendió su parte la firma británica en 2016. En total le vendió el 53,1 % por 720 millones de euros, según se publicó entonces.

ITP Aero, que se ha consolidado como la empresa de motores aeronáuticos española, es la novena compañía de motores y componentes aeronáuticos del mundo, tiene 4.300 empleados y facturó el pasado año 735 millones de euros. Sus ingresos suponen el 6 % de los de Rolls-Royce.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.