“Roles separados”: Jill Biden quiebra una barrera como primera dama de EE.UU.

·3  min de lectura
Jill Biden visita un aula vacía en la Academia Evan G. Shortlidge, en Wilmington, Delaware para disertar sobre el funcionamiento seguro de las escuelas en tiempos de pandemia
Alex Wong

WASHINGTON.- Luego de un extenso debate sobre cuestiones formales, legales y hasta de seguridad, Jill Biden, pudo retomar su tarea como docente, y así, por primera vez en la historia la esposa de un presidente norteamericano tiene un trabajo de tiempo completo fuera de la Casa Blanca.

Pero lograr que la doctora Biden volviera a las aulas requirió meses de negociaciones, preocupaciones sobre cómo incluirla en la plantilla, y una lectura atenta de la Cláusula de Emolumentos de la Constitución, entre otras cosas, según cientos de documentos obtenidos por la cadena CBS News a través de un solicitud de registros públicos al Northern Virginia Community College (NOVA).

Los correos electrónicos reflejan un intento de la primera dama de mantener un perfil bajo incluso cuando ahora es mucho más reconocida que cuando enseñaba durante su tiempo como segunda dama en la presidencia de Barack Obama. Durante semanas se discutieron consideraciones especiales, como si era conveniente que el nombre de la doctora Biden apareciera en los horarios disponibles para inscribirse en sus clases de inglés. Finalmente se decidió que así fuera.

Alarma en Francia: extienden las restricciones a todo el país por cuatro semanas

La primera dama también buscó diferenciar su trabajo de alto perfil en la Casa Blanca con su empleo docente.

“Soy profesora de inglés en NOVA, no primera dama”, escribió a sus colegas en un correo electrónico la semana después de la toma de posesión del presidente Biden, para evitar una posible mención de su papel en la Casa Blanca en un volante del campus. “Estoy tratando de mantener mis roles separados como lo hice como segunda dama [por ser la esposa de Biden cuando fue vicepresidente de Barack Obama]. Aprecio su entusiasmo, pero quiero que los estudiantes me vean como su profesora de inglés. No lo mencionaré en mis clases en absoluto. Gracias por honrar mi identidad como docente. Jill”.

Este semestre, Jill Biden está impartiendo tres cursos introductorios de inglés, dos de los cuales son cursos “híbridos” con instrucción transmitida en vivo y trabajo de clase independiente en línea, de acuerdo con los horarios académicos, que están disponibles en los registros públicos.

La última vez que se bloqueó el canal de Suez fue por ocho años y se formó una micronación en el mar

La separación de roles parece no solo ser importante para ella por razones personales y profesionales, sino también por cuestiones legales y éticas.

El tema aparentemente examinado por los abogados de Biden fue la Cláusula de Emolumentos de la Constitución , que estipula la compensación apropiada para el presidente y deja en claro que el presidente “no recibirá ningún otro emolumento de Estados Unidos, ni de ninguno de los estados. "

“La cláusula es específica para el presidente y no para la primera dama [...] Pero dado que el NOVA es una escuela estatal y Jill y Joe presentan [impuestos] conjuntamente, la cláusula ‘ninguno de los estados’ es un problema”, explicó el decano del NOVA.

Finalmente se decidió que el salario de 81.904 dólares anuales de la profesora Jill Biden lo pague la Fundación NOVA, integrada por fondos no estatales, y por ahora desarrolla sus tareas de forma virtual.

Cómic biográfico

En tanto, Jill Biden, tendrá su propio cómic biográfico, uniéndose a mujeres como la vicepresidenta Kamala Harris, la Madre Teresa de Calcuta y la estrella de country Dolly Parton en la serie “Female Force” de TidalWave Comics. La primera dama, de 69 años, será la protagonista del cómic de 22 páginas “Female Force: Jill Biden”, que saldrá a la venta en formato impreso y digital el 7 de abril. También se publicará un libro para colorear.

Biden, que lleva mucho tiempo defendiendo los colegios comunitarios y la educación de las mujeres, se suma a las protagonistas de la serie de cómics biográficos dedicada a mujeres inspiradoras. Entre las protagonistas anteriores figuran también la exprimera dama Michelle Obama, la cantante Cher y la actriz Betty White. ”Creemos que es importante que los lectores tengan modelos inspiradores, que conozcan a personas extraordinarias que han superado retos para marcar la diferencia en el mundo”, dijo TidalWave Comics en un comunicado.