Novak Djokovic vuelve a darle otro pelotazo a un juez de línea en la cara

LA NACION
·2  min de lectura


Novak Djokovic volvió a protagonizar un nuevo y pequeño incidente con un juez de línea. Después de pedir por su sustitución por un arbitraje electrónico dada la avanzada tecnología que invade al mundo del deporte, el tenista serbio volvió a propinarle un pelotazo en la cara a un juez en su duelo de octavos de final de Roland Garros frente a Karen Khachanov, número 16 del ranking ATP. El número uno del mundo ganó por 6-4, 6-3 y 6-3 y avanzó a cuartos.

En la pista Philippe-Chatrier, el serbio tuvo la mala suerte de impactar con la pelota a uno de los jueces del Grand Slam parisino al golpear con el marco de la raqueta cuando intentaba devolver un golpe. Instantáneamente, la pelota se direccionó contra la cara del árbitro en un incidente que no pasó a mayores, ya que Djokovic pidió las disculpas correspondientes y el hombre aguantó sin problemas el impacto.

Esta vez, a diferencia del escándalo que le costó la descalificación en el US Open, en su única derrota del año, el acto volvió a ser involutario, pero no punible, ya que se trató de un hecho de juego. Pero la situación se repite después de que el serbio apuntara contra la presencia de los jueces en su última conferencia de prensa en Roland Garros.

Partidario de eliminar a los jueces

"Con todo el respeto hacia la tradición y la cultura de este deporte, no veo una razón por la que todos los torneos del circuito, en una era tan avanzada tecnológicamente, no tengan lo que tuvimos en Cincinnati o Nueva York", dijo Nole, tras vencer a Daniel Galán (153°) en la tercera ronda.

En el Masters 1000 de Cincinnati y el US Open, torneo en el que lo descalificaron por darle involuntariamente un pelotazo a una jueza durante los octavos de final, solo hubo jueces de línea en los estadios principales. "La tecnología es tan avanzada hoy en día que no hay razón alguna por la que debamos mantener a los jueces de línea en la cancha", manifestó.

"Entiendo que esta tecnología es cara, así que hay un problema económico, pero creo que vamos dando pasos para que tarde o temprano estemos en esa situación", añadió el tenista. Luego, el serbio fue consultado si a su juicio debería seguir existiendo los alcanza pelotas. "Está claro que los recogepelotas sí son importantes, pero los jueces de línea no veo por qué. Quizás puedas decirme si hay alguna razón de peso más allá de mantener la tradición de nuestro deporte. Además, también ayudaría a que haya menos posibilidades de que haga lo que hice en Nueva York", cerró.

Vídeo | Djokovic cambia las raquetas por sartenes para entrenar en el salón de su casa durante la cuarentena