Rogelio Frigerio: "Si el Presidente convoca a la oposición, hay que concurrir"

LA NACION
·2  min de lectura

Tras la carta donde la vicepresidenta Cristina Kirchner hizo un llamado a un "acuerdo" con distintos sectores, inclusive críticos del Gobierno, el exministro del Interior Rogelio Frigerio dijo que le pareció "poco creíble", pero aseguró que concurriría ante un llamado al diálogo de parte del presidente Alberto Fernández.

"La construcción de confianza no se hace pasando facturas", dijo Frigerio en diálogo con radio Milenium. "La carta de la vicepresidenta tiene un 80 por ciento de pase de factura, y al final, un párrafo invitando al diálogo. Suena poco creíble, después de dos carillas de pase de factura", deslizó el referente del ala moderada del Pro.

Banderazo del 8N: Patricia Bullrich viajó a Córdoba para sumarse a la marcha contra el Gobierno

Pero agregó: "Yo creo que si el Presidente convoca a la oposición a trabajar juntos, en medio de la peor crisis que le haya tocado a la Argentina, por supuesto que hay que concurrir". "No creo que puedan solos, ojalá se pueda convocar a todo el pensamiento nacional para lograr lo que en forma individual nadie pudo, que es lograr que la gente pueda vivir mejor", siguió.

"El Gobierno involucionó desde marzo a esta parte. Amagó con convocatorias a la unidad nacional, para ver si entre todos podíamos solucionar los problemas, y se fue encerrando sobre sí mismo", agregó. En ese sentido dijo que "destruyó confianza" con la quita inconsulta de un punto de coparticipación al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, dirigente de su espacio. "Había construido confianza con el líder del gobierno de la ciudad, y la destruyeron con esa jugada", lanzó.

De todas formas, aclaró: "Este es un gobierno que no cumplió un cuarto de su mandato. Esperemos que revise las cosas que viene haciendo mal". "Yo espero que a este gobierno le vaya bien, y para eso tiene que modificar el rumbo que tomó", dijo.

Frigerio también se refirió a la interna en Juntos por el Cambio, donde el ala dura, representada por Mauricio Macri y su exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, se disputan con referentes moderados, como el propio Frigerio. "Los liderazgos no se reclaman ni se piden", opinó Frigerio, luego de la entrevista que brindó Mauricio Macri a mediados de octubre en la que consideró que se equivocó al haber delegado la negociación política en figuras como del expresidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, cercano a Frigerio, y los calificó como su ala "filoperonista".